Cosas que ver en Tenerife

Para algunos, las islas Canarias son los restos emergidos del misterioso continente hundido, La Atlántida, para otros en ellas se hallaba el Paraíso Perdido pero es de aceptación popular que todas aquellas constituyen un tesoro de incalculable valor, que, gracias a su eterna primavera, puede ser contemplado durante todo el año.
La hermana mayor de las Canarias es un cóctel de parajes que se sube a la cabeza nada más llegar: paisajes lunares, densa vegetación tropical, playas idílicas y el pico más alto de España, el Teide.
La primavera reside en Tenerife todo el año. Las temperaturas medias de invierno son 17-18 grados centígrados, mientras que en verano no pasan de 30. Esa bonanza climática permite estar a gusto durante todas las temporadas, en un eterno y cálido bien estar. Sus contrastados parajes hacen de Tenerife un verdadero continente en miniatura. Entre el norte y el sur la diferencia es abismal: un norte verde y húmedo, un sur ocre y seco, y en el centro el Teide, con 3718 metros de altitud, la cima del territorio español. En el Pilón de Azúcar, en lo alto, las fumarolas recuerdan al visitante que se trata de un verdadero volcán, dormido durante siglos.
Santa Cruz de Tenerife y Puerto de la Cruz son las ciudades con más movimiento turístico. En ésta última es recomendable el Loro Parque, un paraíso de jardines tropicales, zoo, shows de loros y delfines, acuario de tiburones y el Planet Penguin, con más de 200 pingüinos reales. Para los amantes del mar, un paseo submarino por las aguas del sur es imprescindible, se puede llegar a contemplar una colonia de más de 200 ballenas.
El carnaval, en febrero o marzo, se disfruta en la calle: música, disfraces, múltiples colores que visten Tenerife de alegría y, para terminar, el duelo por la fiesta acabada: El Entierro de la Sardina, famoso sobre todo en Realejos, La Orotava y Puerto de la Cruz.

De procedencia volcánica, la formación de Tenerife se inició hace 7 millones de años, durante una prolongada actividad eruptiva prácticamente sin interrupción hasta 1909, fecha en la que explosionó el volcán Chymero. Esta convulsión del terreno ha ido esculpiendo la fisionomía de basalto y obsidiana, dando formas caprichosas que descienden hasta caer rotundamente sobre el mar o se desparraman lenta y delicadamente en su orilla. Y en sus entrañas, la bulliciosa actividad de remolinos de gas y lava ha construido un laberinto de estancias y tubos cuya trama alcanza a veces gran extensión, como en la cueva del Viento, el mayor tubo volcánico topografiado del mundo.
La isla tiene forma piramidal y su base no supera los 2057 km cuadrados. Está estructurada a partir de tres puntos que se unificaron en sucesivas coladas. Teno, al noroeste, es un bloque de viejas montañas escarpadas, que caen sobre el mar o se amansan en costas llanas en la zona de Buenavista y Teno Bajo. Más allá, el valle de Santiago del Teide, estremece con la fuerza de una vegetación que brota sobre torrentes de lava y campos de ceniza volcánica. Y en el sur, cerca del pueblo de Adeje, la tierra se parte en un profundo cañón, El Barranco del Infierno, en cuyo interior crecen endemismos de la zona de Teno.

Tres continentes
En medio de esta variedad orográfica confluyen el sentir de 3 continentes: África, Europa y América. África dejo el legado de espíritu libre y sentido lúdico a través de sus primero habitantes, los guanches, pueblo bereber africano que, según ciertas hipótesis, exiliados en barcos sin remos llegaron arrastrados por las corrientes cuyas características impedían su regreso. Éstos se adaptaron a la isla y aprendieron a sacar partido de todos sus recursos. Europa, con su sed de acción sumió a la isla en una paradoja. Los misioneros conquistaron su espíritu y los militares su territorio. En 1496 pasaba a ser colonia castellana y quedaban constituidas las Islas Canarias. Ahora era la isla quien se adaptaba a sus nuevos habitantes, que en su vorágine transformaron su fisionomía. Dibujaron bancales sobre escoria y malpaíses, dejando las zonas no fértiles para la construcción de caseríos. Empezaron los monocultivos, primero el de caña de azúcar, seguido de la vid y la orchilla –un liquen-; los puertos francos que permitieron la llegada del whisky de Escocia, la mantequilla de Holanda, los cigarrillos, el nailon y los mercedes; también empezaron las plataneras y tomateras; y por último el turismo.

Cómo llegar
Tenerife dispone de dos aeropuertos a los que llegan todas las compañías españolas en vuelos regulares y numerosos charters. Existe una línea de transporte marítimo Cádiz-Tenerife.

Qué ver en Tenerife y alrededores


Los pueblos de Garachico, La Laguna y la Orotava destacan por sus conjuntos arquitectónicos. En la Orotava: museo Iberoamericano, Casa de los Balcones y Molinos de agua. En El Sauzal: Casa del Vino, hermosa hacienda tradicional canaria en la que se encuentra el Museo del Vino canario. Observatorio Astrofísico de Izaña. Jardín Botánico del Puerto de la Cruz. Drago Milenario y Mariposario en Icod de los Vinos. Guachinches, tabernas canarias en las que se vende el vino producido artesanalmente por los pequeños agricultores, que se pueden encontrar en los pueblos del norte.

Más cosas que ver en Tenerife

La isla de Tenerife es uno de los principales destinos turísticos de España, debido sobre todo a sus majestuosos paisajes naturales, el verde de sus montes, su orografía volcánica y sus maravillosas. Para recorrer la isla y ver de cerca cada una de estos parajes sería recomendable que dispongas de varios días pues hay mucho para ver y disfrutar.

La costa sur de Tenerife es famosa por sus paradisiacas playas, entre las que se distinguen El Médano, que posee kilómetros de arenas doradas y la Playa de la Américas, que posee uno de los puertos deportivos de la zona. En la parte sur de la Isla existen sitios también de obligada visita como los Acantilados de los Gigantes, un pequeño pueblo turístico emplazado en un accidente geológico volcánico. La historia también ocupa un lugar importante en la zona sur de Tenerife, una visita al centro histórico de La Laguna bastará para conocer de cerca la arquitectura, cultura y tradiciones de la Isla.

En la parte de norte de Tenerife las playas no son tan buenas como al sur, pero existen también muchos otros atractivos que hacen que merezca la pena recorre la zona. Uno de los paisajes más impresionantes el Las Cañadas del Teide, un volcán que desde 2007 pasó a formar parte de la lista de los Patrimonio de la Humanidad de la Unesco. Debido a sus dimensiones (3. 718 m sobre el nivel del mar) está considerado como el pico más alto de España y el tercer volcán más grande del mundo. En esta zona también es importante la ciudad más cosmopolita y capital de Tenerife, Santa Cruz de Tenerife, así como Garachico, donde puedes bañarte en increíbles piscinas naturales.

Parque nacional del Teide

La propuesta que podremos disfrutar durante las próximas vacaciones de verano en Tenerife nos va a aportar algunos lugares increíbles, espacios verdaderamente emblemáticos de la isla y que, independientemente de las localidades donde se ubiquen los alojamientos en Tenerife donde disfrutamos de nuestras vacaciones, deben figurar en nuestra agenda vacacional.

Y si existe un lugar emblemático por excelencia en esta isla, ese sin duda, es el Parque Nacional del Teide, un lugar que ha trascendido las propias fronteras de la isla y se ha convertido en imagen de la isla en el mundo, con ese perfil del volcán perfectamente reconocible.

Debemos tener en cuenta que este es el mayor, además del más antiguo, de entre los parques naturales de Canarias, y que a su vez este parque viene a constituirse alrededor de lo que representa en realidad el volcán más grande de nuestro país El Teide.

Nos vamos a encontrar en el entorno de este espectacular volcán cuya última erupción data de finales del siglo XVIII, con un entorno que gracias precisamente a esa actividad volcánica, ha generado una vida natural espectacular, así como un paisaje increíble en el que la mezcla de las formas volcánicas y los colores resulta simplemente magnifica.

Este espacio fue declarado parque nacional a mediados del pasado siglo XX, desde entonces, y en esta condición de espacio protegido, se puede disfrutar como decíamos además del increíble paisaje, con una vida natural rica y diversa, en la cual la presencia de flora y fauna endémica es uno de los grandes valores naturales, y donde el viajero toma conciencia inmediata del origen volcánico de las islas y de gran atractivo que este origen las ha dotado.

Santiago del Teide

El artículo que le queremos proponer al viajero que vaya disfrutar de unas vacaciones a Tenerife, en cualquier momento del año incluido por supuesto este próximo verano, una de esas excursiones a las que habitualmente prestamos mucha atención, y que en este caso nos llevará desde nuestro alojamiento en Tenerife hasta un municipio verdaderamente atractivo desde todos los puntos de vista; Santiago del Teide.

Este municipio, situado en la zona noroeste de la isla de Tenerife, se convierte como veremos en un perfecto resumen de las bondades paisajísticas que Tenerife tiene para ofrecer a los viajeros, incluyendo por supuesto la presencia fundamental del Teide.

Es precisamente el contraste en los paisajes que abarca el municipio uno de los principales atractivos de este, paisajes que van desde el propio nivel del mar en las playas, hasta la cumbre citado volcán Teide que pasa por ser la altura máxima en Canarias, ya sólo por esto desde luego merece la pena acercarse hasta este municipio, pero, además, hay mucho más que ver y disfrutar.

Al margen de las grandes posibilidades de actividades al aire libre, nos encontramos ante uno de los municipios más dotados desde el punto de vista de la infraestructura turística activa, un lugar perfecto para combinar esas vacaciones de sol y playa que tanto éxito tienen en esta isla con prácticamente cualquier actividad deportiva o de ocio en la naturaleza, todo ello repetimos en un entorno paisajístico verdaderamente único y que sin duda resulta de visita obligatoria en nuestras vacaciones en Tenerife.

Fiestas populares

Las romerías se inician en abril con la de Tegueste el día de San Marcos y se van sucediendo en todos los pueblos, siendo las más importantes las de Orotava en junio, La Laguna en julio y la de Garachico el día de agosto. En el Corpus se realizan alfombras con arenas volcánicas de las que son espectaculares las de la Laguna y especialmente las de La Orotava. Los carnavales se celebran durante el mes de febrero en toda la isla, auténtica fiesta de los canarios. San Andrés, el 30 de noviembre es la fiesta oficial del vino nuevo en la que se hace el arrastre popular de cacharros metálicos. Destacan la de Icod de los Vinos donde se lanzan con tablas resbaladizas por pronunciadas pendientes.

Playas de Tenerife

Todas las playas no son iguales y yo conozco un sitio donde podrás encontrar algunas de las mejores de España ¿Dónde? En Tenerife ¡viaja con nosotros y conócelas!

En Tenerife encontrarás gran variedad de playas. Playas con arena de todos los que colores, ya que según en la parte de la isla en la que te encuentres la arena de la playa será de un color u otro. Esta playas son las mejores de las Islas Canarias, habiendo sido galardonadas en numerosas ocasiones con las prestigiosas Banderas Azules, que premian la calidad de sus aguas y los servicios que ofrecen.

¿Cuáles son las mejores playas de Tenerife?

Podemos dividir Tenerife en dos zonas, la zona norte, en donde la temperatura es algo más fresca y agradable, y con un clima más cambiante y nuboso; y la zona sur, donde las temperaturas al igual que sucede en Andalucía, son más calurosas, con más horas de sol al año y donde principalmente acuden más turistas.

Si nos decantamos por la zona sur de Tenerife, la zona a la que más turistas suele acudir, por lo general a disfrutar de la playa, suelen elegir la playa de Las Américas o la playa de Los Cristianos, ambas con arena dorada y aguas casi cristalinas.

Al ser de las playas más visitadas el ocio, los servicios y los cuidados se centran mucho en estas playas donde vas a poder encontrar de todo, los mejores hoteles en Tenerife para que tu estancia sea lo mejor posible.

En el norte, la playa más conocida es la Playa de las Teresitas, situada en Santa Cruz. Es la más famosa de Tenerife y los habitantes de esa zona de la isla suelen acudir siempre a ésta.

Pero no todo son playas de arena dorada y aguas cristalinas, en Tenerife también hay otro tipo de playas, por ejemplo, playas con arena negra o casi negra por su origen y cercanía al volcán del Teide. En estas playas si que hay que tener más cuidado puesto que son aguas más traicioneras, de gran oleaje y mareas. Aunque si lo que buscas es practicar deportes extremos éstas últimas serán tus favoritas.

Playa del Medano

Probablemente a estas alturas se haya muchos los lectores que tienen las maletas hechas y están simplemente esperando esa pequeña cuenta atrás que les acerque a sus vacaciones en los hoteles en Tenerife, sin duda van a ser unas grandes vacaciones en las que los alojamientos en Tenerife sirven de lanzadera para disfrutar de esa magnífica oferta de sol y playa que, a la vez, tan bien se acompaña de otros elementos.

Aunque hoy queremos detenernos precisamente en las playas, más concretamente en la que pasa por ser la mayor playa de Tenerife, y el entorno en el que se ubica, nos referimos a El Médano.

Perteneciente al municipio de Granadilla de Abona, al sur de la isla, El Médano se convierte en un centro de referencia turística en la zona fundamentalmente porque abre sus puertas a unas playas verdaderamente espléndidas entre las que destacamos precisamente la citada Playa del Médano que pasa por ser la playa más grande de Tenerife con sus 2 km de longitud, y además presentó las condiciones muy atractivas ya que a una arena blanca y fina se une un fondo marino poco profundo.

Esta no es la única playa atractiva de la zona ya que anexa, aunque separada por una montaña conocida como Montaña Roja por su color y que genera un acantilado espectacular de unos 50 m de altura, encontraremos otra playa atractiva Playa La Tejita.

En definitiva un buen lugar para conocer las playas del sur de Tenerife y disfrutarlas plenamente, algo que sin duda es el fin que persiguen las vacaciones de verano.

Parque natural de la corona forestal

Los hoteles en Tenerife como parte fundamental de la propuesta de turismo que vamos a poder disfrutar durante unas vacaciones en esta fantástica isla, se convierten en los puntos de referencia ideales, por cuanto son nuestros alojamientos durante las vacaciones, para emprender muchas y muy variadas excursiones.

Una de estas excursiones a disfrutar desde los alojamientos en Tenerife en unas vacaciones es sin duda acercarnos al Parque Natural de la Corona, un espacio de referencia que nos va a revelar el potencial natural y paisajístico de la isla.

Nos encontramos ante un gran parque que a su vez rodea al Parque Nacional del Teide, comprendiendo varios municipios como La Orotava, Costa Adeje o Los Realejos entre otros.

Este espacio natural nos va a portar un paisaje de vegetación de alta montaña así como grandes pinares canarios en un entorno verdaderamente fabuloso desde el punto de vista del contacto con la naturaleza, un lugar, como decimos altamente recomendable.

Definido como el espacio natural protegido más grande de Canarias, vamos a encontrarnos con muy diversas especies tanto de flora como de fauna, algunas de ellas endémicas y que se encuentran en amenaza de extinción lo que añade más valor aún a este espacio.

El parque en muchas zonas se presta muy bien tanto a las excursiones a pie como a los paseos en bicicleta por lo que resulta sin duda un complemento excepcional a una buenas vacaciones en un lugar tan magnífico como la isla de Tenerife.

Acantilado de los gigantes

En esta ocasión vamos a acercarnos a otro de esos lugares verdaderamente atractivos que podemos disfrutar durante unas vacaciones en Tenerife, en este caso como veremos a un lugar espectacular desde el punto de vista visual y que además nos va a permitir en su entorno disfruta de un gran número de actividades.

No en vano, desde los alojamientos en Tenerife durante las próximas vacaciones de verano, son muchas las puertas que se abren a la hora de disfrutar, y una de ellas puede ser acercarnos y conocer el Acantilado de los Gigantes.

Situado en la costa del pueblo de Los Gigantes, del que toma nombre y que a su vez se ubica en el municipio de Santiago del Teide, el viajero se va a encontrar con uno de los acantilados más famosos de las islas, una espectacular caída vertical de unos 600 m de altura que sin duda resulta espectacular a la vista tanto desde tierra como desde el mar.

Incorporado a mediados la década de los 60 a la propuesta turística de la isla, hoy en día además de convertirse como decíamos en un paisaje impresionante, se ha convertido en un lugar de referencia turística, un espacio en el que, desde el propio puerto de Los Gigantes, nos va a permitir disfrutar una propuesta de actividades en el mar muy atractiva en la que cabe por ejemplo la pesca, el submarinismo, las excursiones náuticas…

Todo ello sin olvidarnos también de la propia playa de arena negra de origen volcánico, que también lleva el nombre de Playa de Los Gigantes.

Turismo activo en Tenerife

Desde luego si el lector está pensando en pasar las próximas vacaciones de verano en Tenerife, no nos cabe ninguna duda que uno de sus planteamientos principales para disfrutar de unas buenas vacaciones veraniegas en los alojamientos en Tenerife va a tener que ver con las fantásticas playas y el excelente clima que Canarias posee en verano.

Pero, tampoco nos caben muchas dudas, sobre qué un importante número de esos turistas que van a visitar Tenerife durante los próximos meses de verano para pedirle a la isla algo que, precisamente, abunda y de manera verdaderamente excepcional; turismo activo.

En este mismo espacio hemos podido comprobar a lo largo de muchos artículos como se multiplican las posibilidades de realizar todo tipo de actividades en la isla de Tenerife en cualquier momento del año.

Y lo anterior resulta especialmente cierto durante la temporada de verano, momento en el que toda la maquinaria turística de la isla, toda la infraestructura que la sustenta, se ponen al servicio de los viajeros ofreciendo una propuesta de turismo activo simplemente espectacular.

Desde todo tipo de deportes, todos ellos enfocados para las más diversas edades y muchos o la gran mayoría también para los más diversos perfiles, con lo cual prácticamente cualquier tipo de viajero podrá disfrutarlos, hasta una gran cantidad de actividades como excursiones por el interior de la isla, excursiones náuticas, parques de ocio, centros comerciales…

y por supuesto sin olvidarnos nunca de un catálogo de eventos, espectáculos y actividades de ocio verdaderamente nutrido que complementa esas grandes posibilidades de turismo activo que la isla nos va a ofrecer este verano.

Descubriendo Tenerife en verano

La gran cantidad de propuestas que se le abren al turista desde los hoteles en Tenerife pueden generar, de hecho sin duda generan, la posibilidad de disfrutar prácticamente sin descanso de unas vacaciones a la carta en la que tomando los propios alojamientos en Tenerife como referencia participar en múltiples actividades y acciones.

Este propio ritmo de la gran oferta turística de la isla, una oferta turística que, recordemos, así que Tenerife se encuentre entre los principales destinos del turismo internacional ya no sólo nuestro país sino de Europa, puede conseguir a veces que nos perdamos uno de los mayores placeres que podemos obtener en cualquier viaje; conocer sin prisa, paseando, Tenerife.

El disfrute de pasear por las calles de las diferentes localidades de la isla se puede convertir en buena medida en un resumen de gran parte de las posibilidades a las que podemos acceder, cultura, gastronomía, compras, historia…

Pero además ser uno mismo el que marca los ritmos y rutas de estos paseos, maravillarse descubriendo esos rincones que todas las localidades de la isla guardan y que tal vez, por una simple cuestión de espacio, no se puedan reflejar en las diferentes guías de viaje, resulta un verdadero placer difícil de olvidar.

Combinar ese ritmo de actividades y propuestas casi frenético que si queremos Tenerife nos puede aportar con una parte de nuestro tiempo destinada a caminar sin mucha prisa ni mucho rumbo por las calles de las localidades de la isla puede resultar sin duda un gran acierto para nuestras vacaciones.

Tacoronte

Parece de recibo que en este mes previo al comienzo de las vacaciones de verano, en este mes en que aquellos viajeros que hayan reservado sus hoteles en Tenerife para dichas vacaciones se encuentran en plena cuenta atrás para el comienzo de las mismas, busquemos ofrecer en este espacio la descripción de esos lugares tan interesantes y atractivos a los que podremos acudir desde los alojamientos en Tenerife durante nuestras vacaciones.

Ya sabe el lector que nos encontramos con una propuesta turística, la de Tenerife, que además de ser una referencia internacional en cuanto a sol y playa se refiere, posee innumerables atractivos, entre ellos sin duda sus propias localidades y municipios como Tacoronte.

Y sin duda en este municipio situado en la zona norte de la isla vamos a encontrar una buena mezcla de todo el conjunto de lo que Tenerife tiene para mostrar, desde unos paisajes espectaculares al borde del mar, que generan a través de los acantilados un conjunto armonioso y verdaderamente atractivo, hasta las propias playas de arena negra, indicadas no sólo para el descanso sino también para la práctica de diversos deportes, entre ellos el submarinismo, y por supuesto sin olvidar el casco histórico de la localidad.

En este casco histórico como se encontrara algunos puntos de referencia el interés como puede ser La Alhondiga, el Santuario del Santísimo Cristo de los Dolores o El Calvario, entre otros, que ya de por sí, justifican la visita y la excursión.

Sin duda un gran lugar al que dirigirnos durante nuestro veraneo en Tenerife.

Cosas que ver en Tenerife

Buscar hoteles

Fecha de entrada
Fecha de salida
Alojamientos
5 estrellas
© 2020