Que ver en Roma y alrededores
Roma

Buscar hoteles

Fecha de entrada

Fecha de salida

Alojamientos
5 estrellas
A 2 estrellas
Que ver en Roma y alrededores

Buscaremos algunos detalles de esta magnífica ciudad, a medida que comencemos a recorrerla. Ya conocimos parte de su historia, elemento que marcaron el origen, a hora nos detendremos en el foro de Roma (recuerda que podrás hospedarte en los mejores hoteles en Roma y encontrar siempre las mejores ofertas de viajes).

La Fontana di Trevi

¿Quién no escuchó alguna vez hablar de la Fontana di Trevi y soñó con encontrarse de espaldas a ella arrojando una moneda? Todo turista que tiene la suerte de visitar Italia no puede dejar de ver esta majestuosa fuente: la Fontana di Trevi.

La Fontana di Trevi es la fuente barroca más grande e imponente de Italia. Esta fuente tiene 25,9 metros de alto por 19,8 metros de ancho, y está situada en la región de Trevi.

Aunque existen bocetos y dibujos de varios autores a los que se le podría atribuir el diseño de la Fontana di Trevi, lo cierto es que fue terminada en 1762 por Giuseppe Pannini. Éste sustituyó las suaves alegorías que estaban presentes en la fuente original por esculturas planas de Agripa y Trivia, la diosa romana.

En 1998, la Fontana di Trevi fue restaurada: la piedra fue limpiada y se instalaron en ella bombas de circuito cerrado y oxidadores.

La costumbre de tirar monedas en la Fontana di Trevi surge de la película Tres Monedas en la Fuente (1954): según esta costumbre, arrojar una moneda asegura que quien lo hace volverá a visitar Roma a través de un buen viaje a Roma, de esos que sin duda alguna no podrás olvidar; arrojar dos monedas, que se enamorará de una guapa romana (o romano); y arrojar tres, que se casará con ella (o con él) en Roma.

Castillo de San Angelo

En Roma encontramos el famoso Catillo de San Angelo con su hermoso puente que comunica a la enorme estructura circular iniciada por Adriano (135 – 139 d.c.) y el arquitecto Demetriano, cuyo nombre derivó del ángel que el papa Gregorio Magno vio durante la peste del 590 d.c., haciéndose visible en lo alto del Castillo, así Adriano lo destina a su propio mausoleo y el de su familia, pero a principios de la Edad Media la tumba fue cerrada con murallas y se convirtió en la ciudadela de Roma, a la que puedes acudir gracias a la existencia de económicos vuelos a Roma.

En su plan general, el castillo sigue la forma del mausoleo de Adriano, el diseño exacto se desconoce y los muros forman una cortina en la sala interior, entre los bastiones medievales que son muy originales, al igual que la entrada (que no está en uso), salvo el umbral, la torre redonda, su mármol y sus estatuas, por encima se suman a un agregado del renacimiento y posteriormente, se transformaron en la galerías porticadas.

La torre fue la base de una estatua de Adriano en la que conducía un carro, la cual ha sido sustituida por un ángel de bronce y la sala pentagonal exterior, se añadió en el sigo XVI, que sirve para tener cinco baluartes, dos de ellos fueron demolidos durante la construcción de la Piazza Pia y de Lungo Tevere.

El foso entre las dos fortificaciones, se encuentra muy cuidado con árboles y cubierto de césped, ya que es un parque público.

Algunas de las habitaciones suelen estar cerradas, así como en ocasiones, ciertas áreas del castillo se encuentran temporalmente inaccesibles; las obras de arte son a menudo reorganizadas.

Roma, la ciudad de las fuentes

No hay ciudad en el mundo más rica en lo que respecta a fuentes de agua que Roma, después de los godos los Papas restauraron y embellecieron docenas de fuentes monumentales celebrando su poder, cumpliendo a su vez la función de baños y bebederos.

Incluso hoy en día los turistas pueden disfrutar del agua fresca que sale de las fuentes y la extraña forma de sus grifos, así en la Piazza della Repubblica se encuentra una de las más bellas fuentes de la moderna Roma, la Fontana delle Naiadi.

La plaza se llamaba originalmente plaza Exedra por su forma, que sigue la línea de la Exedra en las magníficas Termas de Diocleciano, recientemente restaurada y reabierta al publico, situada entre los dos palacios y la Via Nazionale, una calle muy importante que en su número 194 se puede disfrutar de numerosas exposiciones en el Palazzo delle Esposizioni.

A menudo la construcción de una fuente, fue dictada más por el sector privado que por las necesidades de los papas, regidas entonces por las necesidades reales de los ciudadanos, como es el caso de la Fontana del Mosè, en la plaza de San Bernando, construida al final de la Felice de agua, llamada así después el papa Sisto V, Felice Peretti.

El trabajo se realizó con el fin de servir a la gran villa del papa, que abarca toda el área entre la estación Termini y la basílica de Santa Maria Maggiore, en donde se puede apreciar la figura de Moisés como un claro honor hacia el Papa.

Caminando por Via Barberini se llega a la plaza homónima, que se caracteriza por la hermosa Fontana del Tritone, construida alrededor de 1642 por Gian Lorenzo Bernini.

La escultura original, que adornan la plaza ante el palacio de la noble familia de los Barberini, representa un tritón declarando la gloria de la familia a todo el mundo. Hasta el siglo XVIII la fuente fue el escenario de un macabro rito.

Jardines y Villas Romanas

Desde su remoto pasado Roma (vuelos Roma) se ha caracterizado por la presencia de grandes zonas verdes y después de la penetración de la cultura griega, durante el siglo II d.C los ricos y nobles de Roma tradicionalmente fueron vinculados a los nombres de algunos de sus bellos jardines, una vez llamado Horti.

Por la caída del Imperio Romano los jardines también se redujeron y durante el Renacimiento, mil años más tarde, pasaron a ser uno de las más concretos símbolos de la vuelta al clasicismo.

Entre los siglos XVI y XVIII, nobles, cardenales y papas, se dedicaban a un duelo en cuanto a tener la más rica y más bella villa de Roma, pero lamentablemente, durante el siglo XIX la mayoría de ellos han sido destruidos o alterados para dejar lugar a Roma capital.

Sin embargo, la ciudad aún puede ofrecer grandes jardines donde podrá disfrutar de un bello paseo inmerso en la naturaleza y la historia, como por ejemplo el que ofrece la Villa Doria Pamphili, con sus 180 hectáreas de tierra, esta villa es la más grande de la ciudad.

El núcleo original se ha realizado a mediados del siglo XVII por Camilo Pamphili, el Papa Inocencio III y el sobrino, la elección del lugar se debió a su proximidad a la Ciudad del Vaticano y a la frescura del aire y de la presencia del agua, en la plaza de la villa se puede admirar la maravillosa Fontana del Moro.

Saliendo de la villa desde el lado de Puerta de San Pancracio, los paisajes, en 1849 de las guerras entre las tropas francesas y Garibaldi en la defensa de la república romana, llegaron a Piazzale Aurelio y aquí a su izquierda, comienza la Passeggiata del Gianicolo, paseo que se realizó en 1880 en honor de Garibaldi.

En honor al héroe italiano también está dedicado el monumento ecuestre que se levanta en la plaza homónima y en los alrededores se puede reconocer la estatua de Anita, su pareja.

Desde piazzale Garibaldi se puede disfrutar de una de las más bellas panorámicas de la ciudad. Eso sí, recuerdas que puedes ir a Roma gracias a la existencia de muy buenos viajes baratos.

Restaurantes donde comer en Roma

Si en algo están de acuerdo los viajeros en que visitan Roma, es que la comida es excelente. Al contrario que ocurre en otros países en los que a veces los turistas no están de acuerdo acerca de su gastronomía ya que no gusta a todo el mundo (como por ejemplo la comida árabe o la asiática que es muy especiada y picante) la comida italiana gusta a todos por igual. Así elegir un restaurante no es difícil porque, por lo general se suele comer bien en todos. El criterio para elegir suele ser el precio, la situación del restaurante y el buen servicio de mesa.

Al lado del Pantheon está el Ristorante "Antonio al Pantheon" un lugar muy bueno y barato en el que, por tan sólo 10 euros, se puede comer un buen bistec o bistecca como lo llaman en Roma. La guarnición, patatas o ensalada, se cobra aparte. Merece especial la pena las ensaladas también muy abundantes y buenas.

Otro restaurante en Roma para comer la típica pizza y pasta italianas a muy buen precio es el Restaurante Il Barocco en Via Napoli. Por unos 8 euros se puede comen una típica pizza italiana y, si quieres acompañarla con una riquísima ensalada, también puedes hacerlo por unos 4 euros.

Si eres una persona sociable y te gusta hacer amigos cuando vas de viaje, no lo dudes y vete a la Pizzeria da Baffetto cerca de la Piazza Navora en Roma. Lo curioso de este restaurante en Roma es que, al haber pocos sitios libres, cuando hay cuatro disponibles y dos parejas, las sientan juntas, así que sin darte cuenta estarás cenando con dos personas más en un agradable restaurante italiano. Una bonita experiencia y anécdota que contar para contar a tu vuelta.

La pizza, en Roma

Quien no se desespera por una buena porción de este manjar de los dioses. Por eso iremos viendo cuales son los mejores lugares para degustar una buena y tradición pizza por Roma. Eso sí, recuerda que después de un buen atracón, lo más recomendable es descansar un poco, sobretodo si haces el recorrido que te proponemos a continuación. Por ello, lo mejor es hospedarte en algunos de los muchos hoteles en Roma que existen actualmente.

Uno de los inventos más importantes de la tradición Italiana. Roma se encuentra cubierta por todos estos manjares. Las pizzerías en Roma son muy fáciles de encontrar, a simple vista se pueden ver y apreciar.

En esta hermosa ciudad, las pizzería son una marca registrada, casi todas estas pizzerías mantienen un formato de pizza tradicional, que es simple seguir y apreciar, una masa muy fina, crujiente y con pocos ingredientes. Quizás lo más llamativo, también pueden ser sus restaurantes típicos, que mantienen una estética simple y sensilla,para que uno se siente a comer una de sus pizza, la disfrute, y luego siga en busca de alguna otra actividad, y no perder mucho tiempo.

ALGUNAS PIZZERÍAS:

Da Baffetto, dicen que es la mejor. (Zona Plaza Navona)

La Pizzería Da Baffetto es popularmente conocida por ser una de las mejores de Roma. Está en Vía del Governo Vecchio, 114, junto a la Plaza Navona y es un sueño para los pizzeros: ambiente italiano, pizzas enormes y vino peleón.

- 'Lo Zozzone': Junto a la Piazza Navona (Via del Teatro Pace, 32)

La mejor 'pizza al taglio", al peso, con los ingredientes que elijas. Buen precio y buena situación

- 'Pizzeria Ivo': Via S. Francesco a Ripa, 158. Excelentes pizzas en pleno trastevere. Las colas habituales son buena señal.

- 'Pizzeria San Callisto', enormes y deliciosas pizzas y buenos vinos locales en un entorno rústico y 100% romano. A veces hay cola pero merece la pena la espera. Se encuentra en Piazza San Callisto in Trastevere

La Bocca della Veritá en Roma

En un viaje a Roma no puede faltar la visita imprescindible a esta antigua escultura romana que sorprende a turistas de todo el mundo. La Bocca Della Veritá en Roma es un impresionante medallón de mármol situado en el pórtico de la Iglesia de Santa María de Cosmedín.

Se dice que la escultura data del siglo I y representa el rostro de hombre mayor, quizá un dios o un sabio, con una gran barba y sus medidas llegan hasta casi 1,80 metros y pesa alrededor de 12 toneladas.

Alrededor de la Bocca Della Veritá crecen muchas leyendas y curiosidades. Según algunos historiadores, en realidad la estructura era una antigua fuente de un estanque para recoger el agua de la lluvia que entraba a través del techo, dentro de las casas romanas. Algunos escritos dicen que el rostro de la Bocca es el del emperador Juliano, conocido como "El Apóstata".

Pero la leyenda que más atrae a los turistas que viajan a Roma es aquella que subscribe el nombre de esta escultura. Según una leyenda alemana del siglo XIV, una emperatriz romana, que había cometido adulterio, introdujo la mano en la Bocca, ésta debería haberla mordido, pero la emperatriz la supo engañar. En esa época y, un siglo después, viajeros italianos y alemanes acudían a la Bocca porque, según ellos, tenía la capacidad de averiguar si una mujer engañaba a su marido.

De ahí hasta el día de hoy, los turistas meten la mano en la Bocca con "cierto miedo" de que si la Bocca descubre que mentimos pueda "mordernos".

El famoso rostro italiano ha salido en películas, videojuegos, series de televisión, en réplicas en otras iglesias y monumentos en Roma y, por supuesto, en cientos de postales, libros y recuerdo que pueden encontrarse en multitud de puestos de souvenirs de toda Roma.

Byebyetravels.com ©