Praga

Buscar hoteles

Fecha de entrada

Fecha de salida

Alojamientos
5 estrellas
A 2 estrellas
Que ver en Praga y alrededores

A pesar de haber estado sojuzgada por grandes estados europeos, primero el Sacro Imperio Romano Germánico, luego el de los Habsburgo, el pueblo checo supo resistir y lograr de sus invasores muchas libertades. Solamente Hitler y los comunistas pudieron frenar momentáneamente esas ansias de libertad. Viaja a Praga y recorre una de las ciudades de Europa con más historia.

Dinastía de los Habsburgo, grandes protagonistas en la historia de Praga

Como agitada y revuelta se puede definir la larga historia de la capital de la República Checa. Los protagonistas que escribirán esa crónica histórica de Praga serán personajes como el "buen rey Wenceslao", el emperador de Alemania Carlos IV, y la dinastía de los Habsburgo. El momento que marcará por decirlo de alguna manera el comienzo de escribir la historia de Praga, será con el establecimiento de los primeros esclavos en el siglo V.

La dinastía de los Habsburgo tendrá un peso trascendental en el devenir de Praga, y es que bajo el mandato del Emperador del Sacro Imperio Romano Germánico Rodolfo II, Praga se convertirá en la primera ciudad de Europa en las artes y las ciencias, en competencia con Viena a finales del siglo XVI y principios del XVII.

A Rodolfo II, también llamado "el emperador alquimista" por su afición a la alquimia, la historia lo valora desde dos perspectivas, por un lado como un hombre con muchas inquietudes artísticas e intelectuales que hará que traiga a Praga artistas, científicos, y alquimistas; y por otro lado como un hombre que se dejó engañar por muchos de estos alquimistas y magos, en ocasiones dando cabida a personajes que por sus artes estaban más cerca de la herejía que de lo terrenal.

Praga, de los centros industriales de Europa más importantes a finales del siglo XIX

A finales del siglo XIX, Praga ya está convertida en el centro industrial con más peso y relevancia de todo el imperio austriaco, debido en gran parte a su cristal de Bohemia. En los años 1.870, esta región con los avances del ferrocarril, la posibilidad de poder emplear carbón en los hornos vidrieros, así como la aplicación de las nuevas tecnologías a la creación de vidrios, y las nuevas técnicas de grabado, harán del cristal de Bohemia el más destacado del viejo continente, imitándose incluso en Francia y Gran Bretaña.

Estos aspectos y muchos otros iremos recorriendo de la parte fundamental que hace a roma una ciudad increíblemente para descubrir, y poder seguir recorriendo, descubriendo muchísimos lugares, que son deslumbrantes para la vista de cualquier turista que desea conocer esta hermosa ciudad, que se construye sobre ruinas sagradas.

En el siglo XX muchos acontecimientos históricos y políticos pasarán en Praga

En 1.918, de los restos del imperio austriaco nacerá la República Checa, un nacimiento para nada oportuno por el lugar geográfico en el que se encontraba, y es que estará en el centro de las tensiones que van a marcar el inicio de la Segunda Guerra Mundial.

Si se tuviera que definir la historia política de Praga, por donde procede su simiente, está sería de una gran heterogeneidad; y es que si en febrero de 1.948 será escenario del "golpe de Praga" comunista, que para la ciudad supuso un sostén de acero, ya no solamente sobre la ciudad sino también en el país entero 20 años después, en 1.968 la "primavera de Praga" nacerá como un atisbo esperanzador para crear un socialismo más humano; o en 1.989 con la "revolución de terciopelo", que significará la caída del régimen comunista.

Vaivenes políticos pero que no supusieron obstáculo alguno para que la nación siguiera adelante, e incluso viviera una separación con la que había sido su compañera formando la República Federativa de Checoslovaquia, la región de Eslovaquia. Y es que las dos partes se separarían el 31 de diciembre de 1.992 en dos repúblicas independientes, la República Checa, y la República Eslovaca.

Lugares por Praga

Buscaremos cuales son los lugares que hay que conocer obligatoriamente por Praga, y saber cuáles son de obligación conocer que no se pueden dejar de lado, sin saber cómo son en Praga.

Recordamos las mejores formas de volar mediante vuelos baratos, y poder saber cómo es volar con precios muy bajos manteniendo calidad y sin perder tiempo, con solo hecho de volar.

Castillo de Praga y Hradcany

En los alrededores del Castillo de Praga i y de su barrio, en 1320 se crea la ciudad de Hradcany en una parte del talud. Los dos monumentos más importantes de la zona son: la Loreta y el Monasterio Strahov; lo que demuestran la vocación de retiro que tenía esta zona. Forman parte también de este barrio: Pohorelec, que constituye una de las partes más antiguas de la ciudad; y el Nuevo Mundo, una zona reconstruida con viviendas en el siglo XVII.

Ciudad Pequeña. Malá Strana.

Malá Strana el barrio bohemio de Praga donde siempre han tenido cabida los poetas, escritores, músicos y artistas en general. También es un barrio muy romántico y poco transitado por los turistas dentro de lo que cabe por el entramado de sus estrechas calles medievales.

Castillo de Praga y Hradcany

La historia de Praga se inicia en su castillo, fundado en el siglo IX pro el príncipe Borivoj. Su posición estratégica sobre el Moldava pronto lo convertiria en elcentro del territorio gobernado por los Premysl. Intramuros se construyó, además del castillo, un palacio, tres iglesias y un monasterio, entre otros edificios. Alrededores de 1320 se crea la ciudad de Hradcany i en una parte del talud.

Praga; Castillo Krivoklat

Es uno de los castillos aún no descubiertos por los turistas, sin embargo, es uno de los más bellos y auténticos en el República Checa, se encuentra a casi una hora en coche de Praga y en una zona muy verde y montañosa sobre el río Berounka, al este de Praga .

Para conocerlo puede contratar un guía, que lo llevará por un recorrido de casi una hora, donde podrá conocer su historia que nos cuenta sobre Krivoklat que pertenece a los castillos más antiguos e importantes de los príncipes y reyes checos.

Durante el reinado de Premysl Otakar II, fue construido como un gran castillo real de características monumentales para ser reconstruido más tarde por el rey Wenceslao IV, y luego ampliado generosamente por el rey Vladislav de Jagellon.

El castillo varias veces se vio seriamente dañado por el fuego y se convirtió en una prisión temida que literalmente hundió rápidamente su reputación, ya que en primer lugar durante el época del romanticismo en el siglo XIX (bajo el gobierno de la familia de Fürstenberg que poseía el castillo hasta 1929), el castillo fue reconstruido y salvado.

Una bella capilla dentro del castillo demuestra su Gran Realeza al igual que sus caballerescas salas con una exposición de pinturas y esculturas góticas, al la que se suma la biblioteca del castillo con más de 52.000 libros, un museo y una rica galería de pinturas de los Fürstenberg.

También quedó representada la prisión del castillo por la que se hizo famoso en su momento con las cámaras de tortura y sus instrumentos, junto a una torre monumental, con una colección de trofeos de caza y una vista del área circundante.

Realizar un agradable paseo alrededor de los muros del castillo, la torre Huderka con una cocina de hogar abierta y una galería que hace de observatorio, hacen de Křivoklát, un monumento cultural nacional.

El castillo está abierto de abril a octubre todos los días, excepto los lunes y en noviembre y diciembre, los fines de semana y festivos solamente.

Praga; El Puente de Carlos

Puente de Carlos (Karlův) es un puente de piedra del siglo XIV que une a Praga, es una magnífica estructura de la ciudad, ubicándose entre los mejores lugares de interés turístico y es la principal vía peatonal que conecta la Ciudad Vieja con Mala Strana y el Castillo de Praga.

Del Puente de Carlos los visitantes pueden disfrutar de vistas en el horizonte Praga, junto a la amplia extensión de los ríos debajo de ella, flanqueado en ambos lados a elegantes edificios, así como el Castillo de Praga presenta sus torres eminentes en el centro de la ciudad.

El Puente de Carlos, recibe multitudes de personas durante el día y los artistas callejeros, músicos con su jazz, le brindan un toque de calidez y belleza adicional, transformándolo en verdadero paseo romántico desde primera hora de la mañana o en cualquier momento de la noche.

La primera piedra fue colocada en 1357, siendo Carlos IV el favorito arquitecto y constructor, Peter Parler, quien supervisó la mayoría de los trabajos, la idea inicial era realizar una construcción funcional para torneos de caballeros y durante muchos años la única decoración en el puente fue un simple crucifijo.

Más tarde, el deseo de ornamentación Católica dio lugar a 30 estatuas que se erigieron entre 1600 y 1800, en la actualidad hay 75 estatuas en el Puente de Carlos, pero la mayoría son copias, ya que las inundaciones y catástrofes a través de los siglos dañado los originales.

Quizás las más interesantes, así como antigua, son el de Juan Nepomuceno (8ª de la derecha al cruzar hacia el Castillo de Praga) y la entrada al Puente está marcada en ambos extremos por torres: la Torre de Puente de la Ciudad Vieja y el Puente de la torre de Mala Strana.

El barrió judío de Praga

La historia de este país, es confuso y llena de misterio, y este es una característica de este barrio. Fue poblado con la llegada a las primeras poblaciones judías en el siglo XII, y poco a poco se fue levantando un punto muy importante en la historia del mundo.

Recordamos llevar cámara de fotos para recordar este hermoso barrio judío.

Mucho de este crecimiento de este barrio, se debe al aporte de dinero por parte de un banquero adinerado llamado Mordecai Maisel que junto a su fiel amigo el emperador Rodolofo II, que algunas de sus características marcaban a una persona débil, enfermizo, y excéntrico, que sus días las pasaba en el Castillo de Praga, encerrado en la mayor parte de su tiempo en su pieza, leyendo mapas de posibles conquistas territoriales, desde 1583 hasta su muerte 1612, era una persona que de estar en un estado de excitación puro, pasaba a una melancolía muy profunda, sin motivos aparentes.

Lo consideraban una persona fácil de convencer, es a este motivo que en una reunión que tuvo con Maisel en su castillo, este le dijo y le propuso la construcción de sinagogas, en la cual el emperador, luego de corto llanto acepto.

Las sinagogas, estos recintos, eran los lugares donde los judíos realizarían las reuniones, y se convertirían en lugares de culto, donde se les permitiría poder estudiar, y realizar tareas educativas en base a la más antigua religión monoteísta.

Luego de este encuentro, y el comienzo de la creación de los templos, aparece en la historia otra importante figura, llamada el Rabino Löw. Este sujeto, de aspecto varonil delicado, se pasaba sus días rodeado de gordos y pesados libros, los cuales eran estudiados apasionadamente. Era una persona muy culta y preparada, y matemático por excelencia. Los pobladores lo consideraban una persona hábil hacia las ciencias ocultas, casi un ser mágico. Y esta persona fue el responsable y creador, de la figura legendaria del Golem.

Sin embargo, el barrio judío conoció igualmente épocas penosas: crueles matanzas de parte de los cristianos, expulsiones de Praga y el genocidio en el siglo XX. De este doloroso pasado hablan sus monumentos y las exposiciones en las sinagogas del Museo Judío.

La visita turística del barrio

Al visitar el barrio judío, no sólo recorreremos los monumentos históricos, sino también visitaremos su historia, civilización y tradiciones.

El tour incluye las entradas a los monumentos del museo judío: la Sinagoga de Maisel, la Sinagoga de Klaus, la Sinagoga de Pinkas, la Sinagoga Española, la Antigua Sala de Ceremonias, el Antiguo Cementerio Judío, la Galería Robert Gutmann; y además descanso para saborear un rico café.

Museos de Praga

Cuando llegamos a una ciudad, con un montón de historia y sucesos, y nos deslumbramos con todo lo que vemos, pero siempre es mejor empezar por el lugar que lo alberga todo y esos son el museo de Praga.

Hay mucha historia suelta, pero por suerte está bien organizada, y se encuentra en sus museo, empecemos a nombrar los más importantes.

MUSEO NACIONAL

Hay mucho, que nos cuenta los más crudos sucesos, pero quizás el más importante, grande y antiguo fue fundado en 1818 y es el Museo Naciona. El lugar que se elegido, no fue ala zar, sino que tenía que tener historia, por eso se elegido el edificio más imponente con un estilo neo-renacentista de los años 1885 al 1890, que se encuentra en la Plaza de Venceslao.

Horario: Diario 10 a.m. – 6 p.m. (Mayo – Septiembre), diariamente 9 a.m. – 5 p.m. (Octubre – Abril), cada primer martes en el mes esta cerrado, cada primer lunes del mes la entrada es gratuita.

Entrada: 80,-CZK, con descuento 40,-CZK.

Exhibiciones permanentes: Prehistoria en Bohemia, Moravia y Eslovaquia, exhibición de minerales y petróleo, exhibición de Paleontología y exhibición de antropología.

Donde queda: Vaclavske namesti 68.

MUSEO NAPRSTEK

Otro gran museo, que se torna de obligación concurrir, acordarse de llevar cámara de fotos, y para retratar el lugar.

Horarios: Diario excepto Lunes 9 a.m. – 5:30 p.m., entrada gratuita cada viernes primero del mes.

Exhibiciones permanentes: Culturas indias del norte y sur de América. Culturas de Australia y Oceanía.

Precio de la Entrada: 40,-CZK, con descuento 20,-CZK.

Donde queda: Betlemske nam. 1.

MUSEO DE LA CIUDAD DE PRAGA

Horarios: Diario excepto Lunes 9 a.m. – 6 p.m.; el primer jueves del mes 9 a.m. – 8 p.m.

Exhibiciones permanentes: Praga histórica. La historia de la ciudad y sus habitantes.

Precio de la Entrada: 30,-CZK , con descuento 15,-CZK.

Donde queda: Na Porici 52.

Byebyetravels.com ©