Cosas que ver en Noruega

Buscar hoteles

Fecha de entrada
Fecha de salida
Alojamientos
5 estrellas
A 2 estrellas

Cosas que ver en Noruega

Los 5 fiordos más bellos de Noruega para visitar

Geirangerfjord

El más conocido del país. Con su extraordinario paisaje de aguas azules y majestuosas montañas, no es de extrañar que el fiordo de Geiranger sea uno de los fiordos noruegos más visitados.

Al llegar aquí, debe hacer es un crucero turístico por el fiordo para ver su asombrosa belleza y sus famosas cataratas, las Siete Hermanas, que se precipitan directamente en el fiordo.

Se pueden hacer muchas actividades recreativas en Geiranger como el esquí de invierno, una excelente pesca, el piragüismo, el rafting en el río y recorrer rutas de senderismo que ofrecen algunas de las vistas más espectaculares de Noruega.

Sognefjord

Al ser el fiordo más grande de Noruega, Sognefjord también ofrece gran diversión y aventura. Las opciones populares de interés turístico incluyen visitar la antigua iglesia de madera de Noruega en Urnes, el Viking Village en Gudvangen, el Magic Cuevas Blancas de Gudvangen, y el Valle Aurlandsdalen, que a menudo se llama el Gran Cañón de Noruega, debido a su gran belleza y diversidad de vida silvestre. Aquí los visitantes pueden elegir entre una amplia gama de emocionantes aventuras como montar ferrocarril más empinado del mundo, el Tren de Flåm, a través de montañas cubiertas de nieve y alrededor de cascadas. Otras actividades incluyen caminatas por senderos y un crucero alrededor del magnífico fiordo y sus muchas ramas como Nærøyfjord; la rama más auténtica y bella de la Sognefjord.

Lysefjord

Aunque de menor tamaño que muchos otros fiordos en Noruega, Lysefjorden atrae a unos 300.000 visitantes al año. Lo que hace que este fiordo tan especial es Preikestolen, o la roca del púlpito. De pie en la cima de la gran meseta plana de Púlpito ofrece a los visitantes un subidón de adrenalina como ninguna otra a medida que se elevan a casi 600 metros (2.000 pies) en el cielo abierto sobre el gran fiordo. La montaña Kjerag es otro lugar favorito aquí por sus oportunidades para la fotografía, la escalada y el salto base. La región de Lysefjorden también ofrece varios sitios de interés histórico como las pinturas rupestres prehistóricas de Solbakk que se remontan al 500 aC. En Ryfylke, los visitantes pueden ver un asentamiento prehistórico reconstruido.

Hardangerfjord

Al ser el tercer fiordo más grande del mundo, Hardanger se popularizó por su vibrante región que a menudo se llama el Huerto de Noruega por sus coloridos árboles frutales y jardines. Muchos viajeros optan por visitar Hardangerfjord en Mayo para ver florecer árboles de manzanas, ciruelas, cerezas y peras. Además de montar en kayaks y cruceros alrededor del magnífico fiordo, los visitantes pueden explorar los alrededores para apreciar los paisajes, así como realizar senderismo y ciclismo para ver una serie de maravillas naturales como la cascada más espectacular de Noruega, la cascada Vøringsfossen. Otras excursiones incluyen recorridas por el glaciar Folgefonna y Trolltunga, una enorme roca que se extiende hacia afuera desde una montaña, ofreciendo un mirador natural.

Nordfjord

Situado en el oeste de Noruega, Nordfjord se ve favorecido por su perfecta mezcla de increíbles paisajes, sitios históricos y gran variedad de actividades divertidas. No importa cuál sea la temporada, Nordfjord ofrece un montón de cosas para ver y hacer, como tomar un crucero en barco por el fiordo y deleitarse con su imponente belleza. Además, los visitantes pueden optar por excursiones aquí como la pesca, paseos en bote de velocidad, esquí acuático, rafting y piragüismo. En invierno, los visitantes pueden disfrutar del esquí en las pistas y de los glaciares. Las islas de los alrededores, las montañas y los bosques pueden ser explorados por los recorridos paisajísticos y excursiones para ver lugares de interés como hermosas cascadas, las ruinas de un monasterio del siglo 12 y el pico más alto de Noruega, el Skala. Nordfjord también ofrece caminatas glaciares, donde los visitantes pueden ver las impresionantes formaciones de hielo.

Alesund, la ciudad del Art Nouveau

Situada 560 kilómetros al noroeste de Oslo, Alesund está considerada como una de las ciudades más bonitas de Noruega. Además de sus preciosas vistas al mar, hay que destacar especialmente su arquitectura de estilo Art Nouveau, sus fiordos, las elevadas cumbres de los Alpes Sunnmore y el hecho de albergar uno de los acuarios de agua salada más espectaculares del norte de Europa. En este artículo la conocemos un poco más.

Alesund presenta una historia muy rica y vibrante, a pesar de que no se le concediera el estatus de ciudad hasta 1848. Sin ir más lejos, la zona de los museos situada en la vieja Borgundkaupangen se remonta a la época vikinga, un lugar de gran importancia para la religión, la cultura y el comercio. En ella se han realizado un gran número de excavaciones que han sacado a la luz yacimientos antiguos que hoy forman parte del Museo Medieval y el Museo Sunnmore. Descubre más ofertas con los mejores vuelos low cost online con Rumbo.es, para viajar a precios económicos.

Alesund es también la ciudad más grande dentro de More y Romsdal. Con una población que ronda los 150.000 habitantes, es famosa especialmente por su arquitectura Art Nouveau. La mayoría de estos edificios surgieron a raíz de un terrible incendio que en 1904 destruyó todo el centro de la ciudad. Los arquitectos que reconstruyeron Alesund eran jóvenes noruegos que se inspiraron en el arte y el diseño contemporáneo. Como resultado de ello, erigieron la hermosura que puede verse hoy.

Un paseo por el centro te llevará a descubrir un gran número de torrecillas y chapiteles, además de una curiosa y profusa ornamentación propia de este estilo modernista. Sentirás la impresión de estar recorriendo un cuento de hadas. Para conocer un poco más sobre los edificios de Art Nouveau de Alesund te recomiendo visitar el Centro Nacional de Art Nouveau. También hay visitas guiadas que te llevan al canal Brosundet o el Museo Alesund.

ALREDEDORES DE ALESUND

A pocos minutos en coche del centro de Alesund puedes encontrar el Alesund Aquarium, uno de los acuarios de agua salada más grandes del norte de Europa. Situado en la costa oeste de la ciudad, ofrece la oportunidad de disfrutar de las principales especies marinas que viven en aguas noruegas. Además, todos los días a las 13.00 horas se puede ver cómo los buzos alimentan a los peces del tanque más grande del acuario.

A modo de despedida de la ciudad, puedes acercarte hasta el Aksla View Point, situado en la Alesund City Mountain. Se trata de un lugar perfecto para contemplar las vistas del archipiélago de Alesund, el centro de la ciudad y los Alpes Sunnmore. Para llegar hasta aquí se pueden subir los 418 escalones que parten desde el Alesund City Park o bien ir en coche. En la cima hay una cafetería y un restaurante para tomar algo y comer.

Ya en los alrededores habría que conocer los fiordos de Geirangerfjord y Hjorundfjord, dos de los más hermosos del país. Tanto uno como otro son especiales para los amantes de la naturaleza. A esto hay que añadirle los Alpes Sunnmore, al que llegan miles y miles de turistas y lugareños para hacer algo de senderismo.

Como puedes comprobar, Alesund es un magnífico lugar para pasar unos días de vacaciones. Disfrutarás de una ciudad con encanto, rodeada de un paraíso natural fascinante.

Reine, en el archipiélago de Lofoten

Reine es un pequeño pueblo de pescadores situado a 1.300 kilómetros al norte de Oslo. Se encuentra más concretamente en la isla Moskenesoya del archipiélago de Lofoten, por encima del Círculo Polar Ártico. Su población apenas sobrepasa los 300 habitantes por lo que, más que sus monumentos, lo que predomina en él es una belleza natural circundante de gran magnitud y por la que merece ser visitado.

Centro comercial desde mediados del siglo XVIII, hoy en día, y a pesar de su remota ubicación, vive por y para el turismo. Muchos miles de personas la visitan cada año. Tanto es así que, en numerosas ocasiones, ha sido elegido como el pueblo más bonito de Noruega. No es de extrañar que muchas guías de viajes de Noruega, folletos turísticos y otras publicaciones hayan escogido la silueta de este pueblo para su portada.

Las casitas que se asoman al Reinefjorden son típicas construcciones de madera en color, especialmente en rojo y en blanco. Si tienes pensado acudir de vacaciones a Lofoten, este pueblo resulta de visita imprescindible. Además, una vez desde aquí puedes organizar numerosas excursiones y actividades, ya que funciona como un importante centro turístico y núcleo de comunicaciones con todo el archipiélago.

Precisamente, algunas de las antiguas cabañas de pescadores que se asoman al fiordo han sido habilitadas a modo de alojamiento para los turistas. El pueblo no es demasiado grande, así que te podrás mover fácilmente por él a pie o en bicicleta. Hay un mercado en el centro en el que te podrás abastecer de todo lo necesario para pasar unos días.

QUÉ HACER EN REINE

Pero, ¿qué se puede hacer en Reine? Pues, en primer lugar, te recomiendo tomar el Reinebringen, un camino empinado que nos lleva a uno de los puntos más altos de la zona. Desde aquí se observa una panorámica sin igual del Reinefjorden, el pueblo y el Lofoten Wall. Asimismo, puedes ir hasta Bunes Beach, una playa que se halla en Vindstad y a la que se puede llegar a través del ferry.

Hay otra playa cercana, Horseid Beach, situada en Kjerkfjorden, a sólo quince minutos en ferry de Reine. Aunque, una vez desembarcas, hay por delante una caminata de al menos un par de horas. Sin embargo, el paisaje que nos rodea es fascinante. Diez kilómetros al oeste de Reine se encuentra el pueblo de A, que alberga un interesante Museo de la Pesca de Noruega, en donde se puede conocer la historia de los pueblos de Lofoten.

Por último, Reine es el mejor lugar de este archipiélago para hacer piragüismo. Hay para todos los niveles, ya que hacia el interior del Reinefjorden están las aguas mucho más tranquilas. Hay quien también va en kayak hasta el pueblo de A, en una ruta por el agua realmente espectacular. La sensación de paz que se siente estando rodeado de un paisaje como este es algo que debes experimentar al menos una vez en la vida.

Noruega como destino de lujo

En muchas ocasiones, como nos gusta tanto un país, intentamos ver todos los aspectos tanto culturales como sociales que hay en esta región. La verdad, puede ser con esos países, a pesar de que no tiene tanto turismo como debería. Por eso mismo, vamos a hablar de una perspectiva totalmente diferente, se trata de Noruega como destino de lujo, porque no mucha gente se da cuenta del potencial que tiene este país. Así que si estás buscando un destino de estas características para tus próximas vacaciones, no lo dudes, infórmate de este tema. Y lo puedes hacer leyendo este artículo.

Es un país fascinante lleno de lugares maravillosos, que son naturales, pero también construidos por el hombre. Así, es verdad que los fiordos una belleza natural, pero gracias a algunos recursos que han construido los humanos, podemos gritarnos, como el caso de los barcos. Aun así, aparte de ello, debemos buscar un tipo de turismo que no sea tan parecido, sino que tenga un toque original, corte con nuestra personalidad. Sólo así, podemos tener unas vacaciones estupendas, y nos encontraremos ante un sitio perfecto. Quién sabe, puede que nos guste tanto, que lleguemos a vivir allí.

Hoteles de lujo y actividades

Muchas personas no saben qué consiste el turismo de lujo. No se trata sólo de gastar por gastar, increíble los mejores y más caros hoteles. Y siquiera hay que decir que los mejores hoteles son los más caros. Aunque es verdad que la calidad esta relacionado con el precio, a veces, la austeridad nos hace pensar. Lo mismo pasa con los precios altos. Un lugar puede ser caro, porque tiene algún tipo de servicio que otro o lugar no puede tener, por ejemplo ventajas para la gente minusválida, o tratamientos de salud que otros sitios no tienen acceso.

Es un país con un alto nivel de vida, por eso, la gente está acostumbrada a hacer un turismo de un alto nivel. Esto es, ir a hoteles de gran calidad, de tres estrellas o más, e incluso ir de acampada con los mejores complementos. Y es que decide algo destaca luego, este es su calidad en todos los aspectos. Por eso, no es de extrañar que en los hoteles, por muy humildes que sean como tienen una calidad excelente, ya sé el servicio, como los materiales que usan para las sábanas, y otros servicios. Además, la mayoría de los hoteles tienen centros de belleza y salud, para relajarnos, y tener algún tratamiento de belleza, que nos haga sentir mejor.Además en este país tienen los tratamientos excelentes para el cuidado de la piel, y para moldear nuestro cuerpo.

No debemos olvidarnos de los restaurantes. Y es que la alta cocina noruega es excelente, y utilice productos de la región, tanto el pescado, como verduras frescas, y recién cosechadas de los productores locales. Esto hace de la cocina Noruega, al menos de la de alta clase, algo excelente para el paladar, pero también para el cuerpo. Los hoteles de lujo y los restaurantes de lujo los podemos encontrar amontones, no sólo en la capital, en Oslo, sino también por todos los ciudades principales que hay en este país.

Como ves, aunque no tenemos algo ejemplos muy concretos, sí que te aseguramos de que en la podrás encontrar todos los servicios especializados para tener unas vacaciones de lujo. Y hacer turismo de lujo, que incluía hacer todo tipo de compras, y pasear por los grandes sitios, a los otros personas no tienen acceso por problemas económicos. Sin embargo, las vacaciones como si podemos permitírnoslo, pueden llegar a ser excelentes. Ve ahí, y descúbrelo.

5 destinos desconocidos de Noruega

Noruega es un país que merece la pena conocer de cabo a rabo. No siempre da tiempo visitar toda las maravillas que esconde este nación del norte de Europa. Por ello, os sugiero ver estos cinco destinos menos conocidos de Noruega.

1º. La ruta del Vestfjord incluyendo Lofoten:

Ir en bicicleta por el interior de Noruega y recorrer las islas en la ruta del Vestfjord es una notable idea. Esta ruta incluye las localidades de Bodø, Kjerringøy, Steigen, Engeløya, Hamarøy, las islas Lofoten, Raftsundet y Værøy.

2º. Molde:

Está ubicada en la orilla septentrional del Moldefjord y presenta un clima templado debido a las montañas que se elevan a su espalda y al Romsdaljord que tiene delante; pro ello su vegetación es bastante rica y se la denomina "la ciudad de las flores".

En la plaza principal de la ciudad, Torvet, se levantó en 1957 la iglesia, en cuyo interior se guarda el frontal del altar que realizó Axel Ender en el siglo XIX para la iglesia precedente y que representa a Las devotas mujeres en el sepulcro. Junto a la iglesia hay que ver el Ayuntamiento (1966).

3º. Voss:

Un lugar ideal para descansar o practicar deportes de invierno en Noruega. Se recomienda visitar la Vangskyrkja, una bella iglesia gótica que erigida entre 1271 y 1277 sobre el lugar en el que San Olav había levantado una capilla de madera en 1023. En su interior hay un púlpito de siglo XVII, una lámpara holandesa de 1614 y un retablo pintado por un aventajado alumno de Rubens, Elias Fiigenschovg.

Detrás de la iglesia, está la Cruz de San Olav que puedo construir el rey Olav I el Santo en 1023 como recuerdo de la introducción del cristianismo en Noruega. Además, hay que ir al Hangur, un magnífico mirador a 660 metros de altitud, que cuenta con un restaurante y pistas de esquí.

4º. Polarmusset de Tromso:

El Museo Polar, se halla al noreste del centro de esta ciudad, a orillas del estrecho de Tromsoysund. Ofrece una completa exposición sobre las exploraciones polares y en las islas Svalvard en los siglos XIX y XX. Si te gustan los museos singulares, aquí disfrutarás plenamente.

5º. Hammerfest:

Esta ciudad está ubicada en el condado de Finnmark, en la costa occidental de la isla de Kvaloy y se encuentra comunicada con el continente mediante el Puente Kvalsund. Sobresale al ser la ciudad más boreal de Europa.

Además Hammerfest se arroga el título de ciudad más septentrional del mundo, si bien este galardón se lo disputan también Honningsvåg (Noruega), Barrow (en Alaska) y Longyearbyen (Svalbard, Noruega). Descubre más información sobre los mejores viajes baratos todo el año, que te permitirán viajar de forma económica cualquier mes del año. Todo depende de la definición de ciudad que haga cada uno; así, Hammerfest es el asentamiento más septentrional del mundo con más de 5.000 habitantes.

Noruega y los festivales

En este post, vamos hablar de lo que es el turismo de festivales, y cómo podemos aplicarlo a la cultura Noruega. Puede llegar a ser de gran utilidad, ya que a lo mejor esa sido sin saberlo, este tipo de festivales, o este tipo turismo, así que si quieres saber más, no lo dudes, y continúa leyendo este post, porque te va a ser de gran ayuda. A veces, solemos hacer algo que tiene nombre, y que no tenemos ni idea de cómo se llama, pero cuando lo sabemos, sabemos que tiene unas grandes ventajas, y es cuando a partir de ese momento, podemos aprovecharlo. Entonces, no lo dudes, y acompañarnos en nuestro viaje.

Si has llegado este post, si has estado yo vistazo al blog, te darás cuenta de que Noruega es un país precioso, lleno de lugares de ensueño, y que tiene unas ventajas tremendas. No sólo en el turismo de verano, sino también el de invierno, como ya hablamos anteriormente de viajar a Noruega en invierno. En cualquier caso, es probable que estas interesado en otro tipo de eventos, y si tiene relación con el turismo mucho mejor, porque suelen ser de los más alternativos, y suelen gustar bastante todas las personas que intentaban ver un lado nuevo de cualquier país. Así que si estas interesado, sigue leyendo.

Noruega en verano

Como indica su nombre, el turismo de festivales es aquel que está centrado en los distintos festivales, normalmente musicales, que ofrece un país. En este aspecto, Noruega puede llegar a ser ideal, por diversos motivos: el ambiente que hay es de lo más adecuado, y son muchas las personas que han decidido invertir en este tipo de eventos, sobre todo en verano. Esto se debe sobre todo, a que en verano, Noruega nos un país demasiado caluroso, es ideal sobre todo para acampar al aire libre como sin pasar demasiado calor, pero tampoco sin pasar frío. También depende de la zona de Noruega la que nos encontremos, claro está, pero aún así, el clima siempre es un ayudar en este tipo de eventos.

Por otro lado, es una forma de potenciar el resto del turismo. Los países noruegos: recibir demasiados visitantes de la parte sur de Europa, pues que nada por que los billetes suelen ser bastante caros. Pero gracias a la purificación de billetes y compañías de bajo coste, es cada vez más fácil encontrar un billete barato Noruega.

También además, podemos decir que este tipo de turismo es ideal para conocer gente nueva. Sobre todo para los más jóvenes, que les encanta la música, y tienen bastante idea de los distintos festivales que suelen organizarse, lo mejor que pueden hacer, es ir en viaje, ya sean solos o acompañados, pero lo que seguro, es que encontrarán compañeros de viaje a lo largo del camino, y que tendrán una experiencia asombrosa y que recordarán el resto de sus vidas. Se trata sólo de vivir la música, que también es importante, sino el hecho de conocer gente nueva disfrutar de algunos lugares que saber adaptarse a los nuevos ambientes, ya sea por su comida distinta, por su lenguaje, o por cualquier otro tipo de inconveniente que podamos encontrar.

Además, por último, hay que decir que estos viajes no tienen que ser tan caros, salvo por la entrada del festival. El resto, no tenemos porque gastar demasiado, debido a que en esos festivales es una acampar con una tienda, por lo que tendremos que gastar demasiado del alojamiento. Es ideal sobre todo para los jóvenes, así que tenemos que plantearlo como una alternativa como es una experiencia más de vida.

Noruega en invierno

En esta ocasión, vamos a tomarnos un poco de tiempo para hablar de un tema que puede que no nos convence mucho, pero que puede llegar a ser de gran interés para todos nosotros. Lo que queremos hablar hoy, es de las ventajas que tiene Noruega, si hacemos turismo en invierno. Es algo inusual, ya que mucha gente odia el frío, pero aún así es una buena opción, así que si quieres saber porque, lo único que tienes que hacer, es seguir leyendo este artículo, para así tener una mayor visión, de lo que vamos a obtener en nuestras próximas vacaciones. No lo dudes como sigue leyendo.

Todo es un país asombroso, con múltiples monumentos, una gran historia, pero también un lado bastante frío. Y ese lado probablemente pertenezcan invierno. Son muchas las personas que viajan a lo largo del año, este país, pero flujo de turistas va descendiendo a medida que pasan los meses de verano. Esto es, los meses de verano son los más concurridos, pero después, llega un vacío que muchos pocos saben enfrentar. Aun así, es algo que no deben perderse, porque es un tema que puede arreglarse, y que podemos disfrutar si lo vemos con buenos ojos.

Noruega nevado

Las principales ventajas que tenemos al viajar a Noruega durante el mes de noviembre, o incluso en cualquier otro mes que no sea invierno, es que nos vamos a encontrar la parte turística de lo más desierta. Esto no es malo, sino que tendremos grandes ventajas, como por ejemplo sesiones casi privadas en las guías turísticas, y ahí tendremos un trato mucho más personalizado. Los muchos turistas que se aventuran a ir en invierno, sólo unos cientos pero aún así, Suecia es encantador durante los meses fríos, ya que es la imagen que tenemos en Noruega ya de por sí. Es decir, paisajes nevados como encantadores, y también una taza de chocolate en nuestras manos.

Por otro lado, también es posible celebrar allí la navidad. Existen pueblos dedicados al país de Papa Noel, que hacen de ello una atracción de lo más turística. Y no sólo eso, sino que podemos visitarlo ergo del año. Aún así, nos lo mismo visitarlo en noviembre buen diciembre, que visitar en pleno verano, cuando no tenemos el ambiente navideño tan cercano. Tampoco es la misma la gastronomía que probamos en invierno, que le compramos en verano. En invierno podemos probar ya unos platos que son mucho más típicos, porque se tratan de sopas, caldos, platos invierno, que es imposible comerlos en verano, o de prepararlos en verano, es casi imposible comerlos, debido al ambiente caluroso.

Otro lado, hay que decir que la cultura tampoco es la misma, ya que hay muchas personas, y muchos lugares que visitar en invierno, ya sean cafés, que no tiene tanto encanto en verano, ya que no saben disfrutar de este ambiente en las distintas estaciones del año. Además, si vamos en un país tan frío como es una prueba, en un mes que no están frío, como puede suceder en diciembre, donde no estamos todavía en invierno, podemos evitar algunas complicaciones meteorológicas, como pueden ser las nevadas, o las tormentas de nieve.

Como ves, hay distintas ventajas, y son muchas las que tiene este país si dejamos en un mes como es noviembre. Incluso diciembre tendría su encanto, así que no lo debemos desperdiciar. Si quieres saber más, no lo dudes, y eso vistazo resto del post, que suele ser de gran utilidad. Tendrás una visión más completa de lo que es Noruega, y te sentirás más seguro cuando empieces tu periplo por este país.

Luna de miel en Noruega

En esta ocasión te vamos a dar unas cuantas razones de por qué Noruega es uno de los lugares más especiales que puedes encontrar, si estás buscando un sitio para hacer tu viaje de la luna de miel. Porque será uno de los viajes más importantes de tu vida, y quieres que sea de lo más especial. Por eso, te estamos proponiendo un viaje muy especial, que es de lo más original, y que será la envidia de todos tus amigos. Y por supuesto, te dará una experiencia maravillosa y romántica con tu pareja, que es lo que realmente estamos buscando. Si quieres saber más, no lo dudes, y sigue leyendo nuestro artículo.

Decidir el destino de nuestra luna de miel es algo demasiado importante para que solo lo decida una persona. Es algo que hay que decidir entre dos, aunque también viene bien, por supuesto, no decidir, si el viaje nos lo regalan nuestros amigos o familiares a modo de regalo de boda. Pero esa suerte no viene siempre, así que tenemos que hacer alguna que otra decisión, y por tanto, intentar ver cuál es el mejor destino para nuestros intereses. Y por eso, creemos que Noruega es un destino de lo más original, y sobre todo romántico. Pasa la mejor luna de miel en Noruega con las excelentes e inmejorables ofertas de vuelos low cost online con Rumbo.es, que seguro te sorprenderán.

En cualquier época del año

Las lunes de miel suelen ser inmediatamente después de la boda, o con unas semanas de diferencia. El caso es que la fecha de la boda también determinará la fecha del viaje. Podemos creer, por tanto que viajar a Noruega en invierno, puede llegar a ser algo cruel, porque el invierno es bastante duro. Sin embargo, no tiene por qué ser así, sino que se debe ver el lado bueno de las cosas, como que si hace frío, va a hacer un ambiente más que idóneo para que los tortolitos se den calor.

Además, si vais en invierno, podéis optar por alojaros en algún hotel que se especialice en ver auroras boreales, con techos descubiertos o transparentes, y que tienen un encanto especial. Además, estos lugares suelen ser de lo más románticos, y puede que sea un lugar inolvidable para la luna de miel. En este caso, Tromso puede llegar a ser la ciudad ártica ideal para una luna de miel. Os daréis calor, y veréis auroras boreales, además de ver las cosas más importantes del lugar, y por supuesto, probar la estupenda gastronomía.

Además, claro está, es posible viajar en verano, si os casáis en verano. En este caso, es una oportunidad perfecta para hacer senderismo, y recorrer algunos de los paisajes más hermosos y verdes que encontraréis en este fantástico país. Por supuesto, podéis visitar los fiordos, y tener acceso a algunos paisajes inolvidables que serán la mejor experiencia vivida, porque además, estarás con tu pareja, que es el tema central de tu viaje. En cualquier caso, puedes ir a principio del verano, que todavía hace algo de fresco, y podéis ver el deshielo, y cómo los campos están floreciendo.

Además, podéis ver más variabilidad de animales y de naturaleza. Grandes campos, bosques de pinos, e inclusos osos en su hábitat natural. Las ciudades también pueden llegar a ser un gran punto característico del turismo. Ver museos, o ir a conciertos, descubrir, no solo la naturaleza, sino también la cultura de las personas que viven en ese lugar, sus costumbres, probar su comida, o cualquiera de sus locales con sus souvenirs. Como ves, Noruega es un país fantástico para pasar nuestra luna de miel. ¿Tú no crees eso? ¿Querrías pasar tu luna de miel en Noruega? ¡Cuéntanoslo en los comentarios.

Museo Munch

Estás que nos marcan casi para siempre. Puede ser artistas del mundo de la música, del mundo de la arquitectura, o de la pintura. Pero el hecho es que el arte nos marca. Por eso, algunos artistas son tan famosos, que se hace un museo en su honor, y con mucha razón. Hoy vamos a hablar de un museo dedicado un artista, que seguramente conocerás. Se trata de Munch. O puede que primera vista cuatro y me cuido, no te suene, pero es el autor del cuadro de El Grito. Seguro que ahora si sabes a quien nos referimos.

Mucho es un autor que marcó mucho a Noruega. Es que sus cuadros trasmiten un montón de sensaciones que son únicas, y sobrecogedoras. Cuando auto Sofía, se acabe sus cuadros, plagados de oscuros, de azules. Se podía del guayos dedicado su hermana, en los que se reflejaba la enfermedad, la muerte, la vejez. Todo eso preocupaban autor, y todo lo que producimos, es reflejo de nuestras emociones. Por eso mismo, aunque juzgamos objetivamente un cuadro, reconocer que algunas ocasiones, la vista que tengamos, dependerá de nuestro estado de ánimo. Y también todo eso se ve en un sitio que está dedicado enteramente hay. Que es lo que vamos hablar hoy.

Más que un museo

Si somos admiradores el pintor del que estamos hablando, de Edvard Munch, Tenemos que dirigirnos a Oslo para ver el museo que está enteramente dedicado a él. Les platico más albergan decenas de pinturas, que el artista realizó, y que en su testamento se las dejo legadas a la propia ciudad de Oslo, a mediados del siglo XX. Realmente no es el mismo casete dos artistas, que se te hacen con un museo, a raíz de convertir la casa la que vivió el artista.

Este museo, se construye directamente para entregar las obras de muchos, y no tiene ninguna vinculación con el propio artista, es decir, no estado nunca en ese lugar, ni vivió en el edificio, pues todavía no se había construido. Una curiosidad este sitio, es que la construcción del museo, fue financiado por los cines de ocio, lo que vincular artista con el mundo del cine, aunque parezca que no tenga sentido alguno. Después, fue remodelado y renovado, por el mismo hombre que construyó el edificio, 50 años después de que el artista muriese. Todos estas curiosidades rodean el edificio.

Aquí lo que podemos encontrarnos sólo una exposición de pinturas inéditas dice propio muchos, sino que también tenemos la opción de acceder a una sala de proyecciones, y una biblioteca que tiene muchos libros que hablan de la pintura de este artista. También hay cierto espacio que está dedicado a los talleres, para que los jóvenes artistas que quieran inscribirse puedan tener la oportunidad de hacer algo inédito en un espacio inspirador. Este lugar alberga más de un millar de pinturas, todas ellas que dijo la artista a la ciudad de Oslo. Pero también podemos encontrar varias culturas, y algún que otro borrador o esposo de futuros posibles proyectos.

Como vemos, los museos no tienen porque ser lugares vinculados al artista, sino que también son concebidos como espacios vacíos que llenar con obras de arte impresionantes. Mucho fue un artista de su época, que había de hoy todavía inspira, y que ha creado grandes cuadros. Así que si vamos a Oslo, una de las mejores cosas que podemos hacer para conmemorar hasta artista, para comprarle, es entenderlo un poco mejor agradece sus obras y visitar este tipo de lugares. Después claro está, podemos llevarnos algún que otro recuerdo como una lámina, con un Chabelo, todo relacionado con las obras del artista.

Fiordo de Geiranger

Noruega es un fantástico país europeo que nos ofrece multitud de espacios naturales donde admirar la naturaleza en un estado de espectacular belleza. Un espectáculo para la vista sus increíbles formaciones naturales esculpidas durante miles de años por los glaciares en las últimas glaciaciones, son los famosos fiordos noruegos.

Montañas, glaciares, ríos, lagos, cascadas de belleza sin igual que han creado uno de los paisajes más impresionantes y sobrecogedores del mundo. Verdaderos monumentos naturales que sobrecogen el alma a los que tienen la oportunidad de admirar semejante espectáculo de la naturaleza. Majestuosos picos y glaciares se muestran ante nuestros ojos como un paraíso idílico. Un ejemplo de ello es el Fiordo de Geiranger.

El Fiordo de Geiranger es una de las postales más famosas del país noruego y está situado a unos 100 kilómetros de la ciudad de Alesund. Se extiende a lo largo de unos 15 kilómetros y la mayoría de los visitantes llegan a través de cruceros para explorar sus maravillosos acantilados y cascadas de singular belleza, con la opción de pasear por tierra firme para llegar a numerosos miradores con vistas a un extraordinario paisaje. El Fiordo de Geiranger es uno de los más largos y profundos del mundo y ha sido declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en el año 2005. Posee paredes de roca cristalina que surgen del agua, alzándose hacia el cielo hasta alcanzar los 1.400 metros de altura, estando a su vez sumergidos hasta 500 metros por debajo del nivel del mar.

Más sobre él y lo que puedes conocer

Admirar sus cascadas es uno de los deleites más maravillosos para la vista. Cascadas como la Syv Sostrene o Siete Hermanas que tiene un promedio de una caída libre de aproximadamente 250 metros. Durante los meses de mayo a julio cae más agua y se puede admirar mejor durante una excursión en barco a través del fiordo. En el lado opuesto se encuentra la cascada Suitor o Pretendiente, que a medida que cae por la montaña, se va pareciendo a la forma de una botella. Cuenta la historia que había un pretendiente que siempre cortejaba a las Siete Hermanas pero, como fue rechazado, entró en una depresión que superó con la bebida. Brudesloret o Velo Nupcial es quizás uno de los saltos de agua más famosos en Noruega. Se encuentra a corta distancia al oeste de Siete Hermanas y su cascada se asemeja a un velo nupcial como su nombre indica.

La pequeña población de Geiranger, pese a su pequeño tamaño, dispone de muchos servicios para los visitantes, como hoteles, campings, restaurantes y conexiones por ferry a otros puntos de Noruega. La mejor época del año para visitar el Fiordo de Geiranger es en verano, aunque no hay que olvidar llevar ropa de abrigo. El senderismo es una actividad casi obligada a la hora de visitar la zona. Existe una amplia gama de senderos, señalizados y marcados disponibles en mapas de calidad. Si deseas una excursión más sencilla puedes caminar a lo largo del fiordo unos 2,5 kilómetros hasta la pequeña aldea de Homlong, en la orilla sur de éste, donde encontrarás un pequeño y acogedor café con una deliciosa comida casera donde reponer fuerzas. Sin duda contemplar el Fiordo de Geiranger y recorrer sus alrededores es espectacular.

El comportamiento en Noruega

Poco sabemos de Noruega en su contexto. Sabemos, por las noticias y documentales, que es un país de lo más avanzado, que tiene una calidad de vida excelente, y que se dispone de servicios que otros países solo podrían soñar. Sin embargo, no todo es lo que se ofrece, sino también tenemos que tener en cuenta qué es lo que podemos encontrar, qué es lo que hay dentro de su comportamiento, y si existen las buenas maneras. A eso vamos a enfrentarnos hoy en este post, así que continúa leyendo, si quieres saber cómo son realmente los noruegos y cómo son sus costumbres sociales.

Cabe pensar que en un país tan avanzado, todo son buenas maneras y buena educación social. Sin embargo, no podemos esperar siempre algo así, porque no siempre concuerda con la realidad. De esta forma, puede que nos sorprenda que un país como Noruega, del que siempre se habla bien, tenga unos comportamientos que en otros contextos podríamos considerar inapropiados. Pero bueno, primero vamos a explicarlos, y luego, lo mejor es comprobarlo por nosotros mismos, y no prejuzgarlos por los estereotipos. Aún así, te diremos más o menos lo que podrías esperarte, por regla general.

Unas maneras silenciosas

Bien es cierto que las maneras españolas son demasiado sociables. Aunque varían de una comunidad a otra, lo cierto es que por lo general, los españoles son afables y tienen mucha alegría. En Noruega también existen estereotipos de este tipo, pero cambian mucho respecto a las costumbres españolas. En primer lugar, los noruegos son más silenciosos, y podría decirse que tímidos. Puede que lo interpretemos así, pero lo cierto es que en realidad no son muy propensos a socializar, o a tener una conversación social porque sí. La verdad es que son mucho más directos de lo que pensamos. ¿Qué implica esto?

Pues que dirán siempre lo que piensan. Esto se refleja en el ámbito de trabajo, por lo que si haces algo más, te lo dirán sin ninguna vergüenza. No te preocupes, porque también son bastante comprensivos, si corriges tus errores. Esto nos puede parecer de lo más tosco, pero sin embargo, es una clave más para lograr la eficiencia de la que tanto se presume. Al corregir sus fallos de una manera bastante rápida, están muy cerca de la perfección en cuestión de trabajo, y eso se asocia también a un gran nivel de vida, pues esto lo llevan a todos los campos.

Hablando de lo toscos que pueden llegar a ser, tenemos que tener en cuenta que en su vocabulario no suelen tener la palabra "por favor". No es cuestión de una mala educación, aunque a nosotros sí nos lo parezca, ya que por el contrario, sí que utilizan muchísimo la palabra "gracias". Esto es lo que suele sorprender a los extranjeros que llegan, ya sea para vivir o para pasar una temporada de vacaciones. Así que si vas a una tienda, y te piden dejar pasar, no esperes que lo digan por favor, sino que probablemente lo harán directamente, y puede que te sientas algo atropellado.

El silencio también se suele valorar muchísimo, tanto, que a veces se confunde con desinterés. Suelen usar tonos calmados para todo, lo que parece que le dan poca importancia a las cuestiones. Es por este tipo de cuestiones que suelen hacer cursos de buenas maneras, porque a pesar de que suelen ser bastante eficientes, pueden caer algo antipáticos a la gente, y sobre todo en los negocios, algo que no es del todo recomendable. De todas formas, ya estás avisado, así que si vas a Noruega, ya sabes lo que puedes esperar de ese viaje.

Lugares a visitar en Noruega

En Noruega existen muchísimos lugares a visitar, cada uno de ellos más bello que el anterior, y para todos los gustos ya que en Noruega, como en muchos otros países, vas a poder encontrarte con lugares para todos los gustos, para grandes y pequeños, y por eso nunca nadie vuelve insatisfecho de pasar unos días de vacaciones en este lugar. Pero, ¿qué puedes ver en Noruega?

Lugares a visitar en Noruega

En Noruega puedes hacer una parada en Ålesund, conocida por ser uno de los lugares donde vas a encontrar edificios de estilo Art Nouveau de hace un siglo. Muchos de esos edificios fueron arrasados por el fuego pero todavía se conservan algunos.

Si te gusta la magia o el hecho de que la naturaleza hace cosas soberbias te recomendamos ver las luces del norte, más conocidas como la Aurora Boreal. Se trata de un fenómeno natural causado por las partículas magnetizadas emitidas por el sol. Vas a tener que desafiar el frío invierno del Ártico de Noruega región (octubre a marzo) para verlas pero merecen la pena.

Si te gustan las vistas impresionantes, de esas que te dejan sin aliento y parece que a través de ellas ves que realmente somos insignificantes, entonces tienes que probar Pulpit Rock, en un saliente a 600 metros de altura de un acantilado donde podrás contemplar las aguas del fiordo de Lyse.

Uno de los lugares que les encantará a los niños es Svalbard, lugar que se hizo famoso por la trilogía de Philip Pullman La Materia Oscura (una saga que se llevó al cine solo el primer libro y que, como varió tanto la historia, supuso un desastre y no se sacaron los otros libros pero realmente una historia impresionante con un final no demasiado bueno, o al menos no te lo esperas. En Svalbard te encuentras con que es el único lugar de Europa donde todavía se pueden ver osos polares.

Si prefieres visitar una zona más llamativa entonces puedes hacerlo en Bergen, visitar el mercado de pescado, o ir a Troldhaugen, antigua casa del compositor Edvard Grieg. También puedes hacer un paseo hasta la cina de alguna de las siete montañas del puerto de Bergen.

Si te gustan las ciudades antiguas lo mejor es ir a Gamlebyen en Fredrikstad, una ciudad fortificada que, en su tiempo, debió ser una de las mejores que hubo. Y si quieres ver uno de los lugares más visitados, además de ser el mayor glaciar de Europa continental tienes que ir a Jostedalsbreen. Se encuentra en un parque donde vas a disfrutar de aventura y deportes de adrenalina. Y de paso… ¿qué tal viajar en el Bus Glacial?

Otro lugar histórico es la Fortaleza Akershus en Oslo. La fortaleza domina la bahía que lleva al centro de la ciudad de Oslo y es de lo más impresionante y bien reconstruido que puedas imaginar. Hay incluso una tumba dentro de algunos ex-gloriosos reyes. En 1299 se trataba de un castillo medieval y residencia real que se convirtió en una fortaleza en 1592, tras lo cual fue reconstruido en un castillo renacentista 1637-1648. Ahora este lugar puedes visitarlo sin muchos problemas.

Puedes visitarlo de mayo a agosto, los domingos de 12 a 4 de la tarde y de lunes a sábado de 10 a 4 de la tarde.

Como ves, hay montones de cosas por hacer en Noruega, ahora solo falta que tú puedas encontrar la que más te guste a ti.

Playas en Noruega

Si has pensado en realizar un viaje estas vacaciones hacia el norte de Europa, no descartes la opción de visitar un país excepcional como Noruega. Es un país para explorar, para recorrer durante las vacaciones de verano de norte a sur y disfrutar de todo tipo de actividades al aire libre.

Este país además del territorio peninsular cuenta con islas maravillosas como Svalbard o Jan Mayen, así como con otras islas en territorios de ultramar y zonas colindantes.

En la zona norte de Noruega se encuentran los famosos fiordos noruegos uno de los lugares más interesantes que pueden visitarse. Y la mayor parte de las playas de Noruega se encuentran en la zona sur del país cerca de la ciudad de Stavanger. Con la llegada del verano, entre finales de junio y principios de agosto se registran los días más calurosos, largos y despejados con temperaturas que pueden alcanzar de 25 a 30 grados C, sin apenas humedad.

La temperatura del mar puede llegar a superar los 18 grados C, lo que hace que el baño en el mar sea una actividad muy practicada durante estos meses de verano, aunque el clima más caluroso y estable se presenta normalmente en la zona sur de las montañas meridionales, incluida la costa sur entre Mandal y Oslo.

Playas en Noruega

En la zona sur cabe destacar las Islas Vega, un archipiélago formado por islas e islotes que se incluyen en la lista de Patrimonios de la Humanidad por la Unesco. Aquí la playa de Eidem Beach es espectacularmente bella con arena blanca y aguas cristalinas donde sumergirse y olvidarse del mundo.

En los alrededores de Stavanger se pueden encontrar también algunas de las mejores playas noruegas, como la playa de Solastrand una de las más populares y familiares de la ciudad. Se trata de un arenal de algo más de dos kilómetros en el que se puede disfrutar de un típico día playero, dándose un baño, tomando el sol o practicar deportes acuáticos. A muy pocos kilómetros también se encuentran otras playas como Jaeren, Vigdel y Bore u otras que cuentan con largos y hermosos paseos marítimos donde disfrutar de maravillosas vistas y dar largos paseos como Hellesto, Byberg y Skarasanden.

Una de las más bonitas de Stavanger también es la playa de Godalen, que además incluye una zona de barbacoa y un parque infantil para los más pequeños. En el archipiélago de las islas Lofoten podemos encontrar playas de arena blanca y aguas turquesas donde tomar el sol las 24 horas del día.

La playa de Unstad cuenta con olas muy recomendables para practicar surf y nos ofrece una enorme cantidad de imágenes para plasmar en la cámara de fotos. El centro de la playa lo constituye una gran explanada de arena y los alrededores están plagados de rocas que ofrecen un hermoso primer plano.

Un destino popular para los visitantes de Lofoten en vacaciones es la playa de Haukland, donde arenas de color blanco brillante y sus cristalinas aguas azuladas hacen las delicias de los que tienen la fortuna de disfrutar de ella.

© 2020