Cosas que ver en Malta

Un territorio muy poco conocido (y a veces ignorado por la gran mayoría) puede terminar convirtiéndose en el mejor destino para un viaje. Sea por el sentimiento de emoción ante lo desconocido o por el atrevimiento de tu espíritu aventurero, Malta terminará volviéndose el lugar perfecto por conocer.

Es que este pequeño estado insular al sur de Italia tiene mucho más que ofrecer de lo que se cree. Con su bello clima mediterráneo y la gran variedad de culturas que habitaron en ese territorio, brinda un aporte histórico para toda la humanidad.

Culturas como las fenicias, cantaginenses, árabes, griegas y la británica (para mencionar algunas) dejaron su aporte a la historia de esta nación, pero desde el periodo neolítico ya se podía apreciar un movimiento cultural propio, el que visita Malta puede dar fe sobre los tremendos monumentos megalíticos que tienen alrededor de 3000 a.c. Es más, gracias al extenso tamaño de estos, surgió la teoría que fueron construidos por una extinta raza de gigantes, la teoría fue obra de Jean Quintin d’Autun en 1536. Aún así, los secretos de esta antigua civilización todavía son un misterio para los historiadores, sobre todo, que fue lo que acabó con ella.

Otro punto turístico importante es el Puerto de La Valleta, ahí la historia toma el rol protagónico cuando toca hablar sobre la Catedral de San José o St. John’s Cathedral, que fue construida alrededor de 1500, en este lugar también se pueden encontrar pinturas de Michelangelo Caravaggio, uno de los padres del realismo.

Durante nuestro paso también encontramos a la Iglesia de San Pablo o St. Paul’s Church en donde se pueden encontrar verdaderas reliquias religiosas como lo son algunos huesos de este.

La historia de esta republica no estaría completa si es que no se habla de los “Caballeros de Malta“, quienes en el siglo once lucharon contra los invasores turcos y cooperando con el comercio dentro de la isla. Luego de 300 años, Napoleón se haría cargo de este territorio, para luego terminar en manos de los ingleses desde el año 1814 recuperando su independencia en el año 1964, mucho después de batallar contra los nazis en la segunda guerra mundial.

Como puedes darte cuenta, Malta tiene mucho mas de lo que te podías imaginar, y eso que solo he comentado sobre el encanto histórico de esta tierra…Imagínate que mas podrás encontrar ahí si es que te atreves a visitarla.

Belleza histórica de Malta

La visita a Malta nos permitirá ver los 7.000 años de historia que tiene la isla. Veremos por todas las fases que ha pasado este país durante su enorme e inquietante, también aventurera historia. En la isla podremos ver maravillosos paisajes naturales y arquitectónicos. El colorido de la isla es sobrecogedor y el contraste del color miel de la piedra con los azules del mediterráneo es apabullante.

Muchos visitantes han descrito a la isla cómo un museo al aire libre, pudiendo recorrer por las huellas prehistóricas, ver lugares dónde vivió San Pablo y sentir lo que sintieron los caballeros de San Juan que defendieron a la cristiandad. También es posible en la isla hacer deporte o relajarse con uno de los múltiples cruceros que se pueden hace por el mediterráneo. También es posible realizar cursos de los más variados deportes, desde senderismo, ski sobre el agua, parapente y muchos otros.

Los hoteles que tiene la isla están estratificados en todas las formas posibles para el bolsillo. Existen auténticos hoteles de lujo y alojamientos más económicos para que el precio no sea un handicap para no visitar la isla. Los alojamientos baratos, aparte de tener una calidad suficiente, nos permitirán mayor tiempo de estancia con el mismo dinero, por lo cual nos podremos intentar por ese museo viviente que es la isla con total comodidad y disfrutando palmo a palmo de todas las bellezas que tiene este país perteneciente a la Unión Europea.

Gozo: un paraíso para los amantes del buceo

Malta, lo primero que vemos de ella es el puerto de Mgarr. Está ubicada al sur de Italia (ver hoteles en Roma)

La capital es Victoria, o Rabat, como la siguen llamando sus habitantes, nombre árabe del siglo IX. Se trata de una ciudadela situada en la cima de un monte con gigantescas murallas de piedra caliza.

Se construyó para protegerse de los turcos, que saquearon la isla en 1551. La mayoría de los edificios se destruyeron durante el terremoto de 1693.

Destacables son las poblaciones de Zebbug, Xaghra y Gharb y los valles fértiles llenos de naranjos y algarrobos.

A pocos kilómetros de la capital se encuentran los templos de Ggantija en Xaghra. Son considerados los templos más antiguos que se conservan en pie de todo el mundo. Datan del tercer milenio antes de Cristo.

En la isla se encuentra también la famosa cueva de Calipso y las salinas de Qbajjar excavadas en la roca por los romanos. Preciosa es la playa de Ramla I-Hamra.

Paraíso del buceo es Dijera, donde también se encuentrala Ventana Azul. Se trata, ésta última, de una colosal mole de piedra suspendida frente al Mediterráneo sobre dos columnas de más de 20 metros de altura.

El Blue Hole es uno de los mejores lugares de Gozo para bucear y considerado de los 10 mejores de Europa. También es ideal las inmersiones en las cuevas de Catedral Cave.

Viaje a Malta: contado por los bloggers

Malta se puede convertir en un lugar de escapadas de fin de semana muy bueno y barato para los viajeros, y más desde que Vueling sacó una línea directa entre Madrid y Malta.

Por ese motivo y debido a que hemos recibido una invitación de viaje a Malta por parte de la Oficina de Turismo oficial de Malta, vamos a publicar nuestro viaje a Malta en primera persona, como ya hicimos con otros viajes.

Aquí va nuestro itinerario ( aquí nuestro itinerario del viaje a Malta en mapa):

  1. Día Vuelo con Vueling Madrid – Malta. Llegamos a la 1.35 am. Traslado al hotel (nos alojamos en el hotel: Fortina Spa Resort )
  2. Día: Tour por La Valleta, capital de Malta, donde visitaremos:Casa Rocca Piccola, Catedral de San Juan ( St. John’s Co-Cathedral), Los Jardines de la Valleta, Auberge D’Italie, el Parlamento de Malta, , el Puerto de La Valleta y alrededores de Birgu (impresionante atardecer en la Vittoriosa, recorrido por los alrededores) . Recorrido por Mdina,su casco histórico y el Palazzo Falson.
  3. Día: Coche hacia el norte de la Isla, parando en el pueblo de Popeye. Ferry a Gozo. Recorrido por la Isla de Gozo, visitando su Ciudadela (Gran Castello) en Victoria; Marsalforno al sur de la isla, Xlendi y su espectacular bahía, Dwejra con su roca en forma de seta (Fungus Rock) , la Ventana Azure, y sus piscinas naturales; los templos Ggantija, datados de 3.500 a.C, y la Cueva de Calypso. Este mismo día a las 00.00am sale nuestro vuelo de vuelta a Madrid.

Iremos escribiendo y publicando con nuestras fotos y videos el viaje a Malta (o escapada a Malta).

El Archipiélado de Malta no es tan pequeño como puede parecer en un principio. Y una escapada como la que hemos hecho nosotros esta vez (3 días), es eso una estupenda escapada, dejándote con la miel en los labios de lo que puedes encontrar si le dedicas tiempo.

Nos hemos dado cuenta que un viaje a Malta puede encantar a diversos tipos de persona:

  1. Si quieres unas vacaciones de relax tirado en la playa, aquí tendrás eso y más, pues en poco espacio la oferta de sitios distintos y paradisíacos es enorme. Ejemplo: Xlendi
  2. Si no quieres pasarte todas las vacaciones tumbado como un lagarto y te gusta combinar el relax de la playa y el mar con cultura y visitas a ciudades monumentales, Malta lo cubre todo muy bien en poca distancia: Los Caballeros de la Orden de Malta, sus Ciudadelas (Mdina, Victoria..), los paseos por el casco histórico de La Valletta…
  3. Si te gusta además ir de compras, en La Valletta y Sliema encontrarás calles comerciales peatonales con tiendas de todo tipo (y por lo visto a mejores precios que en España).
  4. Si eres una persona activa, puedes probar a sumergirte en sus aguas sacándote el Open Water de PADI, o si simplemente haciendo inmersiones y disfrutando de la vida y visibilidad de la zona. También puedes hacerte nas excursiones en piragüa y salir en un velero por los alrededores.
  5. Si eres de los que se decantan por cruceros, un crucero por el mediterráneo con para en Malta puede ser perfecto.

Por supuesto, da igual que tipo de viajero seas, pues tendrás el aliciente de la excelente gastronomía de la zona, con sus influencias italianas y árabes a al vez, y a precios más económicos que en España.

Capital de Malta

Malta es un pequeño país ubicado en el medio del Mediterráneo. Se encuentra en el límite de la placa Africana, muy cercano a la costa de Eurasia. Sin embargo, el pequeño archipiélago, por contar con una ubicación estratégica, ha sido disputado históricamente por potencias europeas. Finalmente, fue declarado independiente en 1964 y en 2004 se adhirió a la Unión Europea.

Este diminuto conjunto de islas tiene como capital y ciudad principal a La Valeta, situada en la porción centro oriental de la isla principal de la nación. A pesar de ser un puerto de gran importancia, La Valeta tiene una población de menos de 7.000 habitantes.

Correspondientemente con la presencia de antiguas construcciones, la capital de Malta fue reconocida en 1980 como un Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Estos viejos edificios habrían sido construidos en el siglo XVI por los Caballeros Hospitalarios. Además, La Valeta se destaca por tener sobre sus suelos elementos de la arquitectura del barroco, el Renacimiento, la época Neoclásica y la Moderna.

A pesar de ser el país con mayor densidad de Europa, Malta mantiene ciertos atractivos turísticos muy aptos para los viajeros. La Catedral de San Juan y otras fortificaciones levantadas por los ya mencionados Caballeros de la Orden de Malta para proteger a la ciudad, le dan al turista un interesante viaje al pasado y a un estilo de vida que produce entusiasmo y curiosidad hasta el día de hoy.

En su pequeño territorio, de sólo 900 metros por 630, La Valeta alberga más de veinticinco iglesias; como retrato de la religiosidad de la población maltesa. Además, los impactantes museos de Arqueología, Bellas Artes o Guerra hacen a la ciudad un excelente sitio para abrir la mente y liberarse a antiguas épocas y culturas.

La Valletta: recorrido de un día

Nuestro primer día en Malta ha sido bastante completo. A las 9 nos recogió nuestra guía turística en la puerta del hotel, Trudy, la persona que nos acompañará en nuestro viaje por Malta.

Nos dirigimos en coche hasta la misma La Valleta, ciudad fortificada que se encuentra en una pequeña península que divisábamos desde nuestro hotel en Sliema.

Al entrar en La Valleta, nos damos cuenta que tiene mucho que ofrecer: sus característicos edificios con balcones cubiertos de diferentes colores, las diferentes cúpulas y torres que divisas desde la entrada sobrepuestas, las pequeñas callejuelas donde perdiéndote tan pronto te encuentras un restaurante encantador con deliciosos olores como turísticos coches de caballos o un palacete, mezclándose todo ello con gente…mucha más gente de la que te esperas para un país tan pequeño!

Aquí dejamos fotos de nuestra mañana por La Valleta y los distintos edificios y monumentos que visitamos: Casa Rocca Piccola, Catedral de San Juan ( St. John’s Co-Cathedral), Los Jardines Barrocos, Auberge D’Italie, el Parlamento de Malta (Casa del Gran Maestre)

Malta: Catedral de St John

En nuestro Viaje a Malta encontramos esta magnífica edificación, la Catedral de St. Jonh, construida entre 1573 y 1577 durante el reinado del Gran Maestre Jean de la Cassiere.

Una obra de arte barroca en su arquitectura y esculturas, esta Iglesia tiene unas de las más bellas obras de arte por Mattia Preti y Caravaggio allí mismo.

Es una de las visitas indispensables de un paseo por el casco de La Valletta, pues además de la comodidad del lugar (en pleno centro) las curiosidades que encontrarás dentro merecerán pagar la entrada (sí, hay que pagar un ticket de nos 6 euros por entrar en la Catedral de St John).

Las distintas capillas de las diferentes órdenes de los caballeros de la Orden de Malta, los bustos de varios ricos que quisieron tener su figura dentro y por supuesto las obras de Caravaggio que puedes observar, con sus miles de detalles (por ejemplo en la Muerte de San Jaun Bautista firma con el reguero de sangre que cae del cuello del santo) y los perfectos claro-oscuros.

Malta: Jardines en La Valletta

Al final del recorrido mañanero por el casco de la La Valletta subimos por la calle donde se encuentra la Auberge d’ Italia hasta unos jardines con vistas a las tres ciudades. Estos jardines ocupan espacio en la elevación de las murallas del Bastón de San Pedro y St. Paul. El jardín fue establecido a mediados de siglo XVII para proporcionar una solución pacífica para el retiro, pasatiempo y descanso de los caballeros. Realmente merece la pena darse este paseo pues la panorámica que divisas desde arriba te deja boquiabierto.

Fin del día en los alrededores de la Vittoriosa y Birgu

Las callejuelas de las tres ciudades tienen verdaderos museos gastrónomicos por descubrir. En cualquier esquina puedes encontrarte un establecimiento especializado en los mejores vinos de la zona mientras deleitas con comidas realmente ricas, como nos pasó a nosotros en Del Borgo (realmente recomendable).

A la vez que te pierdes por las callecillas, te encontrarás con una salida al puerto con unas panorámicas del puerto marítimo de postal o con escenas de la vida diaria muy curiosas, como ver a una pareja charlando con un auténtico cura de los de antes.

Pueblo Popeye

Al noroeste de la Isla de Malta puedes hacer una pequeña parada (o incluso pagar la entrada y darte un paseo con tus hijos) por el escenario donde rodaron la película de Popeye.

A nosotros nos picó la curiosidad porque todavía faltaba una hora para que zarpase nuestro ferry hacia Gozo, así que decidimos coger carreterilla entre las huertas de la gente para ver el escenario.

Y qué rabia te da cuando llegas a un sitio paradisíaco y te percatas que un escenario decadente y solitario destruye la perfección de la costa… pero vamos no más que en otros lugares increíbles de la costa española, por ejemplo.

Rumbo Gozo: Marsalforno

En nuestro camino hacia Marsalforno nos detuvimos en la Cueva de Caypso, una cueva con una historia mitológica sobre Calypso y Ulises (ninfa que según Homero en La Odisea, retuvo al héroe durante algunos años), desde donde encima puedes disfrutar de una vista hacia la Bahía de Ramla y su playa.

Nuestro destino para la comida en Gozo era llegar a Marsalforno, pueblo costero situado al norte de la Isla de Gozo.

La pequeña playa epicentro del pueblo no es de las que más nos han gustado, si la comparamos claro está con las idílicas playas que hay en todo el archipiélago maltés.

Los restaurantes se encuentran prácticamente encima del mar y toda el trozo de bahía donde está Marsalforno está construído con edificios de apartamentos de verano.

En estos restaurantes orientados totalmente al turista puedes encontrar el plato típico de Malta: el conejo en salsa.

Ventana Azure en Gozo

Una muy buena excursión si te encuentras de vacaciones por el Archipiélago maltés es saltar a alguna de sus islas, como por ejemplo, Gozo, segunda isla en extensión después de Malta.

Si no te planteas pasar alguna noche en la Isla de Gozo, puedes escaparte durante un día y volver por la tarde de nuevo a Malta, gracias a la frecuencia de su ferry y lo rápido del trayecto.

La mayoría de puntos importantes de la isla de Gozo se pueden visitar en un día, aunque indudablemente no se podrá apreciar realmente todas las calas y rincones de película que esconde, además de las actividades que puedes realizar, como por ejemplo submarinismo con nuestra colega Rosa de Buceo Malta.

Las costas de Malta y Gozo sin increíblemente soprendentes: ya te estás pegando un baño en una tranquila calita como en Xlendi, o ya estás montándote en una barca a través de grutas para salir a la parte más salvaje del Mediterráneo y si el oleaje lo permite, hacerte una buena foto de la Ventana Azure.

La Ventana Azure es una formación rocosa en forma de arco que se encuentra en la Bahía de Dwejra, al oeste de la isla de Gozo. Puedes observar las vistas desde tierra, caminando por las pocitas llenas de sal con aspecto lunar, o puedes pillarte una de las barcas que te esperan en una charca (sí sí, una charca conectada por una estrecha gruta con el mar abierto).

Nosotro hicimos las dos cosas, y he de decir que el paseo de media horita en barca es muy recomendable (el precio de es no más de 4 euros por persona).

Si miras justo a la izquierda de la costa donde se encuentra la Ventana Azure , en la isla de Gozo, puedes observar otra extraña formación rocosa: La Fungus Rock (Roca seta).

Fungus Rock: otra formación curiosa en Gozo

Se llama así porque se dice que en sus cavidades y grutas interiores crece un tipo de seta afrodisíaca. Debido a este motivo la gente de Gozo se adentraba en la roca a pillar los hongos y por ese motivo fue prohibida su entrada por las autoridades.

Xlendi: bahía perfecta para un baño

Tras dejar atrás Malsarforno, y con el solecito apretando, hemos puesto rumbo al sur de la isla de Gozo, hacia un pueblo costero llamado Xlendi.

Sus tres calles están llenas de restaurante veraniegos y tiendas de flotadores. Por uno de los laterales de la cala puedes subir por el acantilado y disfrutar de las vistas de la Bahía de Xlendi con sus aguas turquesa, y si continúas por el sendero llegarás a una cueva donde rompen las olas.

Aunque lo mejor sin duda, es elegir uno de los numerosos banquitos a lo largo de las rocas de la parte izquierda de la playa y pegarse un chapuzón en esas fresquitas aguas. Lástima no haber traído las gafas de Snorkel porque la visibilidad era espectacular.

Victoria, ciudad más importante de Gozo

En el centro de Gozo se encuentra emplazada su ciudad más importante, Victoria, con su estupenda Ciudadela para explorar durante una mañana y acabar dándote una vuelta por el mercadillo de Rabat.

La Ciudadela de Victoria es del estilo de Mdina en Malta, con sus edificios de piedra caliza, sus iglesias y callejuelas.

El nombre de Victoria, conocida localmente como Rabat, se le dio a la ciudad medieval de Gozo en 1887 en honor a la famosa británica Queen’s Golden Jubilee. En la misma instancia, se planteó a la categoría de ciudad y, a continuación, oficialmente se conoció como Citta Victoria.

La ciudad de Victoria, abarca tanto la Ciudadela, la antigua ciudad de la isla, así como la de Rabat, el antiguo barrio de la Ciudadela. Rabat en árabe y Arcaico maltés significa suburbio y este nombre se documentó por primera vez como Rabbatum en un acto notorial dibujado por Andrea de Beniamin el 22 de febrero 1455. El escudo de armas tiene un fondo azul y representa un escudo con tres colinas y las letras VR (de pie para que Victoria Regia “), en la parte superior del escudo.

Hay muchos lugares de interés histórico y cultural en Victoria. A partir de estas fortificaciones se puede disfrutar de una magnífica vista de toda la isla. También dentro de la ciudadela se encuentra la Catedral de Gozo y Los Tribunales, así como el Museo Catedralicio, el Museo de Arqueología de Gozo, la Armería, el Museo del Folclore, la antigua prisión, y el Museo de Ciencias Naturales.

El paseo es muy agradable y las vistas de gran parte de la costa de Gozo que se pueden disfrutar desde su punto más alto hacen que merezca la pena la parada.

Mdina: una vuelta por la Ciudadela.

Por la tarde hemos puesto rumbo hacia el interior de Malta, hacia concretamente Mdina, cerca de Rabat. Es una visita perfecta para realizar en una tarde después de haber estado descando en una playa o dando un paseo por la Valletta.

En poco tiempo nos plantamos en Mdina, palabra que significa “Ciudad”, dejando Rabat (“Suburbio”) atrás. Pasamos las murallas y nos encontramos personal de las distintas ofertas turísticas de la ciudadela vestidos con trajes medievales, y donde te puedes hacer una foto con un artilugio de castigo de la época. Vamos que cambias el chip rápidamente para trasladarte a épocas de caballeros.

Tras callejear por los rincones de Mdina, nos encontramos con su Catedral de frente. Realmente para lo pequeña que es la isla de Malta …. sus catedrales son gigantes! Para entrar es necesario pagar un ticket, así que nos dirigimos primero a visitar la Casa Museo del Palazzo Falson.

En un agradable paseo te recorres las callecillas, con sus cafeterías, edificios medievales y acabando con vistas de todo tu alrededor.

Templos de Ggantija

Atónitos nos quedamos cuando supimos que aquí en Malta existen una de las primeras construcciones de la humanidad: los Templos de Ggantija, de 3.500 años a.C (por ejemplo cuando estuvimos en Irán, visitamos una fortaleza cerca de Yazd, Meybod , de unos 4000 años de antigüedad)

Los distintos complejos de edificaciones con varias ciudades de la costa de Gozo al fondo tiene un aspecto muy curioso, Y entonces te planteas preguntas como qué es lo que pasó, en qué creerían para construir estos templos…

Palazzo Falson

Una de las visitas más importantes dentro de la Mdina, en casi el centro de la isla de Malta, es el Palazzo Falson, donde además de las numerosas exhibiciones de antigüedades que sus dueños fueron recopilando, sirve de centro de exposiciones temporales, como la de Silbatos que había cuando nosotros fuímos. Otro punto fuerte son las vistas de las tres ciudades (te das cuenta lo increíblemente poblada que está la isla), Mosta y La Catedral de Mdina que se pueden ver dede el piso de arriba mientras te tomas un café.

El Palazzo Falson fue originalmente una casa con patio y pisos que fue construido alrededor de la primera mitad del siglo XIII sobre los restos de una estructura antes conocidoa como La Rocca. Esta zona también se ha asociado a una sinagoga y hay una fuerte tradición oral que sostiene que el refectorio y área de cocina de la casa son parte de la sinagoga, donde la estructura de la comunidad judía Mdina veneraba.

Las modificaciones arquitectónicas del Palazzo Falson incluyen un cambio en su orientación en el siglo XV. Falson estaba habitado por los Falsone, familia primera documentada segura de residentes del palacio.

A principios del siglo XVI fue propiedad de Palacio de Falsone Ambrosio, quien fue el Jefe del Ayuntamiento, y luego fue heredado por su primo, el Vice-Almirante Michele Falsone. En este momento, además se efectuaron cambios de arquitectura para el Palacio de los preparativos para la visita del Gran Maestre Philippe Villiers de l’Isle Adam, que fue acogido aquí en 1530 cuando visitó Mdina. Después fue donado a los Caballeros de la Orden de St. John por el emperador Carlos V.

Matteo Falson fue uno de los residentes más notorio del Palacio Falson. Fue maestro de la vara en Mdina, pero cayeron víctimas de la Inquisición debido a sus simpatías Luteranas, y huyeron de la isla en 1574. La Inquisición incautaron fincas y el Palacio Falson.La posesión de la casa finalmente pasó a la familia Cumbo-Navarra y sus descendientes.

EL más reciente propietario y residente del Palacio fue Olof Frederick Gollcher. Compró parte del Palacio, que por ahora ha sido dividido en diferentes casas, en 1927, y logró comprar el resto de él algunos años más tarde. Este renombró al Palazzo “La Casa de Norman” .

En 2001,la Fondazzjoni Patrimonju Malti (Fundación del Patrimonio Maltés) entró en un acuerdo de gestión con el capitán de Gollcher OBE Fundación de Arte y Arqueología, el cual fue con Patrimonju para restaurar el Palacio Falson a su antigua gloria, y transformarlo en un Museo Histórico. Patrimonju es una entidad sin ánimo de lucro establecida en 1992 para promover y difundir el patrimonio cultural de Malta a través de exposiciones, investigaciones y publicaciones. El Palazzo Falson como Casa Museo abrió sus puertas al público el 4 de mayo, 2007.

Casa Rocca Piccola en Malta

En Malta, al visitar La Valletta podemos darnos un salto por este pequeño edificio, la Casa Rocca Piccola, construido en 1850, abriéndonos una ventana a la cultura nacional maltesa de antaño. La colección de pinturas y demas enseres personales nos acerca un poco al modo de vida de este período en los palacios malteses.

Datados de la Segunda Guerra Mundial, existen dos refugios situados por debajo del Palacio Casa Rocca Piccola. La vivienda pública se utilizó para celebrar misa los domingos. El refugio privado fue excavado para el uso exclusivo de los residentes de la Casa Rocca Piccola.

Es un alto en el camino curioso si tienes tiempo (sobre todo, observar las distintas pinturas que existen de los mas diversos estilos y autores).

El precio por entrada son alrededor de 6 euros.

Malta en Navidad

Cuando llega el frío, todos estamos deseando que llegue el calor de nuevo. Es por eso, que en las vacaciones de Navidad, intentamos elegir un destino que sea mucho más cálido que nuestra ciudad de origen. Es verdad que a mucha gente le encanta las Navidades blancas, pero otras personas prefieren algo más cálido, y si es posible, sentarse a tomar el sol en la playa. Para aquellos que prefieren la segunda opción, hoy va este post, porque te proponemos pasar la Navidad en un sitio como Malta. ¿Te parece una idea apetecible? Pues entonces no tienes más que seguir leyendo y enterarte de cómo puedes pasar unas vacaciones inolvidables.

Malta es un destino de lo más turístico, tanto por mayores, como por jóvenes. Porque esta isla en medio del mediterráneo es perfecta para tener un poco de paz y de de tranquilidad en la época que sea. Los jóvenes suelen ir hasta aquí para aprender un poco de inglés, pero también para disfrutar del ambiente. Todo ello en verano. Pero en invierno, es habitual a ver familias y parejas de mayores disfrutar del buen tiempo de esta zona. Como verás, es un lugar perfecto para las vacaciones de Navidad.

Planes navideños en Malta

Lo cierto es que Malta es un país de trascendencia católica, y por tanto, se toman en serio la Navidad, en el aspecto religioso. Las familias, sobre todo las que cuentan con personas mayores, suelen ir a las misas especiales que se organizan en torno a la Navidad. Aparte de ello, también se nota la tradición, en el espíritu familiar que se vive, pues son fechas para vivirlas en familia, queramos o no. En cuanto a los planes que podemos hacer mientras estemos en Malta en la época de Navidad, son bastantes, y ahora pasaremos a enumerarlos.

En primer lugar, ver Belenes. O lo que es lo mismo, los distintos nacimientos que suele montar la gente por toda la ciudad. Empresas, locales, y negocios se suman a esta tradición, montando sus propios nacimientos en su terreno, para darle un ambiente navideño a las calles de Malta. Además, se organizan también distintos Belenes vivientes, e incluso representaciones de la escena de la Natividad, para que todo el mundo sienta la llegada del Niño Jesús a la tierra hace miles de años. Es habitual que vayan acompañados de villancicos.

Y hablando de villancicos, es algo también muy tradicional en este lugar, pues son muchos los grupos corales, ya sean de colegios, o de empresas. No solo los niños cantan, sino que también se forman coros de todo tipo. Una de las actuaciones más populares es la que se hace en la catedral de San Juan, en la capital de Malta. Se cantan villancicos con la tenue iluminación de las velas, y esto hace que sea totalmente fascinante, pues se percibe un aire espiritual de lo más sombrío, que te dejará con el vello de unta. Es algo muy espiritual, y que merece la pena experiementarlo.

Pero también tienes otra clase de planes, como asistir a los diferentes mercadillos navideños. Recuerda que aunque el clima es algo mejor que en nuestro país, también se suele necesitar algo de abrigo. Las cosas cambian a medida que te vas acercando a la costa, donde las temperaturas se van suavizando poco a poco. Y si necesitas algún que otro plan, te recomendamos, ante todo, que visites el Teatro Manoel, donde siempre, todas las Navidades estrenan una obra para niños y adultos en donde la principal protagonista es, ante todo, la risa, y los buenos momentos con toda la familia. ¿A qué esperas?

Cosas que ver en Malta

Buscar hoteles

Fecha de entrada
Fecha de salida
Alojamientos
5 estrellas
© 2020