Buscar

Buscar
Foto
Alojamiento
Els Meners
3 estrellas
Font
2 estrellas

Que ver y visitar en Almería

Rincones paradisíacos - Los secretos de una tierra escondida. El parque natural de cabo de gata en Níjar, Almería, constituye una de las maravillas de la naturaleza. La mezcla de imponentes acantilados que alternan con calas tranquilas hacen de este lugar un verdadero microcosmos. La fuerza del mar al lado de un paisaje volcánico hará que sus vacaciones sean inolvidables.

Andalucía y sus provincias se caracterizan por la alegría de sus calles y el jolgorio de la gente. Pero tan sólo a 30 km al sureste de Almería encontramos un paisaje totalmente insólito. Un inmensio terreno árido antiguamente bañado por un río, ahora seco. Alrededor un reliebe volcánico, a menudo escarpado, y siempre rodeado de un mar cristalino. La vegetación está compuesta de esparto (la planta que sirve para trenzar espartería) y pequeñas palmeras silvestres. Un sol que luce de contínuo y el índice que pluviosidad más bajo de Europa. Las aisladas playas desiertas donde aldeas de pescadores dejan sus barcas sobre la arena. ¿Aún cree que es un sueño?.

Seguimos. Una playa virgen, la de San Miguel, limita con un curioso paisaje de salinas donde abundan los flamencos rosados. Aquí se alza la gran masa volcánica que lleva por nombre el cabo de Gata.
Aunque parezca que nos lo hayamos inventado, este apacible y tranquilo lugar existe. Los aficionados al senderismo y las caminatas pueden subir hasta lo alto del promontorio parra admirar las vastas playas antes de llegar al balneario de San José. La ausencia de carretera costera hacia el interior del parque no hace más que contribuir en gran medida a proteger el lugar.

Llegar a este singular lugar es una tarea fácil. Desde la autovía del Mediterráneo E15-N340 existen siete salidas que permiten el acceso al parque natural de Cabo de Gata.
Debemos tener muy en cuenta el árido clima de la región. Tan en verano como en invierno, el sol luce muchas horas y el calor puede llegar a ser insoportable. Por ello, debemos ir precavidos y no realizar excursiones durante las horas del mediodía. Tampoco está de más llevarnos una buena loción repelente de insectos, ya que existe una gran cantidad de ellos. Por supuesto, huelga decir que estamos en un parque natural y que hay que respetarlo al máximo. Los coches están prohibidos y debemos caminar prácticamente a lo largo y ancho del recinto. Aunque esto más que un inconveniente es una ventaja.

 
Byebyetravels.com ©