Paris

Buscar hoteles

Fecha de entrada

Fecha de salida

Alojamientos
5 estrellas
A 2 estrellas

Convergeréis, cárcel selecta de París

Un lugar, que es muy lindo para conocer, pero no para estar. Los lugares de visita en esta ciudad de luz, son difíciles indispensable conocer, en esta cárcel es indispensable visitarla, pero no quedarse.

Fue construida, para los malhechores de elite, era una cárcel Elisita, que mantenía enclaustrado aquellos ciudadanos que tragarían las normas impuestas por el estado. La conciergerie, mantiene la conservería, conserva en su interior los contrastes de los amplios y cómodos salones destinados a los hombres de la justicia y el ambiente lúgubre e inquietante de otras celdas, de los enemigos de la monarquía.

Ubicado en la parte noroeste de la de la Cité, a un costado de la Sainte Chapelle y muy cerca de la Catedral de Notre Dame, el edificio fue construido en el siglo XIV, como parte del palacio del Felipe IV. En 1358, cuando la familia real se mudó al Louvre, la planta baja y las dos torres fueron convertidas en prisión del Estado –la más antigua de París–, y los pisos superiores fueron reservados para el Parlamento. El origen de su nombre encuentra explicación en la vivienda del conserje, cuya denominación se extendió a la prisión en la que vigilaba a los cautivos.

Allí, María Antonieta esperó durante cinco semanas el día de su decapitación. Después de acaecido el hecho, Luis XVIII hizo construir una pared para cerrar la celda de la reina y edificó allí una capilla. Luis XVI, Charlotte Corday y Robespierre son otros nombres célebres que llegaron a La Conciergerie para aguardar su condena.

La Salle des Gens d'armes –es decir, la Sala de la Gente de Armas– es una sala de estilo gótico de 64 metros de largo por 27,5 de ancho, construida entre 1302 y 1313, que se encuentra en muy buenas condiciones. Magníficamente iluminada, brinda una sensación de paz y tranquilidad a sus visitantes.

Le Marais, en Paris

Al costa del rio se encuentra un lugar especial de parís, donde no mucho conocen y ese lugar es Le Marais, que alberga a numerosos monumentos y sitio para visitar. A prepara la máquina de fotos, y cuaderno, para hacer un relevamiento de este mágico lugar.

Todo lo histórico y barias galerías de arte se encuentran en Le Marais, es por eso que hay que echarle un vistazo a este lugar, y apreciarlo con tiempo. Una de las cosas que se pueden encontrar son la plaza más antigua de Paris (donde disfrutaras de los mejores hoteles en París), la Place des Vosges, es parte de este distrito. Allí se puede visitar la residencia de Víctor Hugo.

Para conocer con detenimiento el lugar y no perdernos de nada, hay que trazar un itinerario. Primero ir y recorrer la Bastilla, luego iremos a recorre la máquina del tiempo. Este edifico marca un antes y un después, ya que simboliza el comienzo de la Revolución. Por eso se toma como punto neurálgico para manifestaciones.

Desde allí y después de echar un vistazo a los monumentos de la plaza y a sus numerosos cafés, podemos, ahora sí, internarnos en Le Marais. Esto se logra a través del boulevard Beaumarchais, en sentido hacia la rue dus Pas de la Mule. Caminando por ella es que se llega a la Place des Vosges, por muchos considerada la más hermosa de París.

Durante los siglos XVI y XVII era el corazón mismo de la ciudad, pero actualmente abunda en anticuarios y galerías de arte, algo nada desdeñable. Algo interesante que no hay que dejar de hacer en este sitio es recorrer los patios de los edificios, como el mencionado hogar de Víctor Hugo, y el Palacio Sully.

Finalmente, queda recorrer Le Village, un tortuoso conjunto de patios en donde abundan los anticuarios. Al final del camino, se llega a unos jardines que conservan las antiguas murallas de la ciudad medieval. Y disfruta de este histórico lugar consiguiendo algunos de los más económicos vuelos baratos.

Jacques Tati, en la cinemateca de parís

Para aquellos cinéfilos, adictos a la imaginación, y puntos de vista surrealistas, se realizara una introspectiva a este genio cómico del séptimo arte, Jacques Tati.

Un poco de Historia.

Jacques Tati, nace en Paris, en 1975, se trasforma con el tiempo en uno de los mayores cómicos del séptimo arte. Comienza actuando en algunos primeros films y produciendo varios cortometrajes, pero su popularidad se impone con dos primeras películas que marcan una historia en la comicidad cinematográfica que son: Jour de fête 1949 y Les vacances de M. Hulot 1953.

Propuesta en la cinemateca

Por eso la cinemática Francesa, para brindarte homenaje ofrece una retrospectiva dedicada al genio, a partir del 8 de abril.

Hasta el de abril, las pupilas de los amantes del cine, serán saciadas, para poder vagar por el mundo del director especialista de la alianza entre modernidad y burlesco. Una exposición de scénographiée Macha Makeïef proponer un sonido y las vías visuales en el corazón de la labor de la Tati, desde sus inicios en el medio rural.

Fiesta el futuro de Juego

Se creara una exposición, con cuadernos, raras fotografías, carteles, modelos, escenas únicas, de todo un poco.

Jacques Tati – Dos, tres movimientos

Una propuesta para ingresar en la imaginación del directos, pero con la posibilidad de visualizar imágenes restauradas, preparadas por Jean-François Raug, director del programa de la Cinemateca, el programa denominado.

Y mucho cosas mas de este afamado director, lo cual se transforma en una cita imperdible.

Horarios: De 12hs a 19 hs. De lunes a sabados de 12hs a 19hs (jueves hasta las 22hs); domingos de 10hs a 20hs.
web: www.cinematheque.fr

Un museo de París

Un lugar que recopilar toda la información, más importante de esta ciudad. Nada tiene que pasar al olvida, todo tiene que quedar y ocupar un lugar para que se conozca por sus turistas, y ese lugar es Museo Carnavalet. De hecho, se trata de una idea excelente para disfrutar de muchos viajes Semana Santa.

En dicho museo se guarda, parte de la historia de Francia. El pasado y el presente, se mantiene intacto, preservando la imagen histórica de dicho pueblo. Cuenta el museo con un importante bagaje arqueológico y fragmentos de historia reciente y esto transforma un importante recopilación de historia fracasa.

Decido a la cantidad de material histórico, no solo podrá albergar en un solo edifico, tanta historia, por ese motivo se construyo, dos alas que mantienen información, por un lado colecciones artísticas, que hablen de arte y sociedad, y por el otro la vida intelectual y cultural del país. Todo está subdividido por periodos, llegando a la actualidad.

El primer pedazo de historia, se marca en la prehistoria, y se extiende hasta los galorromanos. La muestra se vaso en fascinantes piezas halladas en las investigaciones arqueológicas de la ciudad que se exponen para marcar y poder enseñar en la actualidad el pasado de la región.

Otro periodo importante que se muestra en el museo es el siglo XVI nos recibe en pleno Renacimiento, disfrutando de una renovada luz pero también padeciendo las guerras religiosas. De estos años datan los más simbólicos edificios parisinos: el Louvre, el Palacio de las Tullerías, la Iglesia de San Eustaquio y el Pont Neuf. Todo ello pudiendo disfrutarlo escogiendo entre las buenas ofertas para hacer un buen viaje a París.

Las construcciones continúan en el siglo XVII, con maravillas arquitectónicas como Les Invalides, el Palacio de Luxemburgo y las magníficas plazas de la Victoria y Vendome. Aquí es que aparece el Hotel Carnavalet, que alberga el museo.

Vivir la Fiesta Nacional en París

¿Nunca te has preguntado cómo viven los franceses su propia Fiesta Nacional? Este día tan especial para Francia no es tan espectacular como el 4 de julio americano, pero se le acerca. Desfiles, la algarabía de la celebración, gente de fiesta por todos lados, ofertas y descuentos en cientos de lugares, y sobre todo mucho, pero que muchísmo espectáculo en cualquier parte del país galo. Así que si estás planeando un viaje a París en julio, no debes perderte este artículo, pues aquí te contaremos cómo se vive de verdad la Fiesta Nacional por parte de los parisinos. ¿Te pica la curiosidad? Pues adelante, sigue leyendo.

El Día Nacional es una de las festividades más importantes de cada país, puesto que celebran algo en concreto que pasó a la historia. Puede que sea el día de la Independencia en algunos casos, o en otros, la rememoración de una batalla o suceso histórico que cambió el rumbo de la nación. En el caso de nuestro país vecino, el 14 de julio se celebra la llamada Fiesta de la Federación, un día en el que se recuerda y se celebra la toma de la Bastilla, considerada como el inicio de la Revolución francesa, un hecho que cambió no solamente la nación, sino también el mundo.

Preparativos

París es una de las ciudades que más celebran esta celebración tan especial. Al caer en verano, ya no suele haber colegio, pero el resto de trabajadores descansan por un día, y conmemoran este hecho histórico que cambió el mundo hacia un lugar mucho más distinto. Por eso, cada año, los franceses, y especialmente los parisinos, esperan con ansias este día, porque supone un respiro en medio del verano, y porque la fiesta y el ambiente que hay en los distintos barrios de la capital francesa es inimitable.

Y es que no es lo mismo vivir la Fiesta Nacional en un pueblo -donde el espíritu puede ser mucho más nacionalista- que en una ciudad. Y menos en una ciudad como París, la ciudad de las luces, la capital del amor, y uno de los lugares más burgueses del mundo. Por eso, nada más empezar el día, podríamos despertarnos con el sonido de los clarines y las trompetas, que dan la bienvenida al Presidente de la República cuando llega a los Campos Elíseos. Esta avenida tan especial y tan conocida en todo el mundo se irá llenando desde primera hora de la mañana.

Porque los parisinos no quieren perderse ningún momento de esta fiesta, y les encanta ver el desfile de las Fuerzas Armadas Francesas. Los tambores resonarán prácticamente por toda la capital de Francia, y darán paso a las celebraciones y a las fiestas locales, que se dan tanto la noche previa, la del 13 de julio, como la del 14 del mismo mes hasta las cuatro de la madrugada. Durante estas horas, los franceses pueden acudir, por ejemplo a los cuarteles de bomberos. Puede parecer curioso, pero es una de las tradiciones más comunes de Francia. Estos días, cada cuartel de bomberos abre sus puertas para celebrar un baile en el que todo el mundo está invitado.

También, el día 14 tanto por la mañana como por la noche, puedes hacer lo que se llama un picnic republicano, que no es más ni menos que una manifestación por parte de los ciudadanos, que termina con una merendola en los famosos jardines del Palacio de Versalles. Y por l anoche, el punto final, la guinda del pastel. Desde los estanques del Trocadero, a pocos metros de la Torre Eiffel, se tirarán los fuegos artificiales, un espectáculo de luces que encandilará a todo el mundo. Intenta coger sitio en un lugar alto, pues es increíble ver la el monumento más famoso de París con los fuegos de fondo.

Los mejores balnearios de París

París (conoce más información sobre las ofertas de vuelos a Paris online) es la ciudad del amor, y uno de los destinos más solicitados cuando se acerca el día de San Valentín. Y es que París no es únicamente la Torre Eiffel, el Louvre, y poco más, sino que hay personas que intentan desconectar en su viaje. Para ellos, escribimos este artículo, en el que hablaremos de mejores balnearios de París.

La ciudad de la luz es considerada como uno de los mejores lugares para ir de vacaciones y pasar nuestros días libres. Además, al estar relativamente cerca de España, podemos encontrar vuelos baratos si no nos encontramos en temporada alta. Pero también es uno de los mejores sitios para descansar y relajarse en alguno de sus mejores balnearios. Si te interesa el tema, sigue leyendo para no perderte nada.

Descanso y relajación rodeado de lujo parisino

¿Qué mejor plan que ir a unos cuantos balnearios para relajarnos? Podemos probar diversas terapias, desde masajes relajantes, hasta probar alguno de los métodos más extraños con los ingredientes más exóticos. De esta forma, podemos probar distintas termas y piscinas de aguas medicinales, y sin salir ningún momento de París. ¿Quieres conocer algunos de estos lugares?

Es habitual en la ciudad de la luz que algunos de los mejores balnearios estén en alguno de los hoteles más lujosos y elegantes del lugar. Por eso, podemos encontrarnos espacios tan lujosos como el del Saint James & Albany Hotel – Spa, un buen sitios para alojarnos si nos lo podemos permitir. Con una ubicación muy pero que muy privilegiada en el centro de París, al lado del Jardín de las Tullerías y muy cerca del Museo d'Orsay, este hotel tiene un spa, llamado "Después de la lluvia". Sí, es un nombre muy poético, pero idóneo, si tenemos en cuenta que es un sitio donde podemos respirar tranquilidad y descanso. Realmente es una marca suiza, pero no por eso debemos dejar de disfrutar de su extensa oferta de servicios, entre los que se incluyen masajes de ayurveda, distintos tratamientos faciales con nombres elegantes (The botanical garden, Mysteries and alchemies), reiki o reflexología.

Otro de los lugares a los que podemos acudir es el Mandarin Oriental, en la calle Saint Honoré. Con un estilo que mezcla lo antiguo y lo moderno, también es un hotel en el que podemos hospedarnos. Su característica más notoria es que se divide en dos pisos, y dispone de cuatro suites individuales, en las que hay baños de vapor y otras instalaciones privadas. Su piscina es asombrosa, de 14 metros de longitud, además de tener un gimnasio propio. Sus tratamientos son muy diversos, y de distinta duración, por lo que puedes planear tu visita para pasar únicamente un par de horas ahí, o media mañana, si lo deseas. Es curioso además que el nombre de los tratamientos tienen inspiración oriental: Prestigio oriental de orquídeas, Hu – Tieh Quan, etc.

También podemos visitar el Cinq Mondes, un spa en la calle Caumartin que tiene multitud de tratamientos, desde el Tratamiento del Ritual Japonés, con ceremonias de bienvenidas, o el tratamiento de las piedras calientes. De aquí, te recomendamos sobre todo el tratamiento balinés de pies, con flores y un delicado masaje. A diferencia de los anteriores balnearios, este no está en un hotel, por lo que si queremos ir un día, tendremos que alojarnos en alguno de los hoteles cercanos.

Por último, pero no menos importante, no podemos dejar de mencionar Le Ritz Spa, que también es un hotel, pero uno de los más lujosos de la capital francesa. El lujo se respira en todos los rincones del lugar, que tiene una decoración antigua, pero de lo más elegante. Destaca sobre todo su piscina, así como los diferentes tratamientos según el objetivo de la sesión: si somos deportistas, si queremos centrarnos en nuestros pies, etc.

Descubre y conoce las mejores ofertas de viajes que, entre otros aspectos, te permitirán disfrutar a buen precio de los mejores balnearios de la capital francesa.

Símbolos de París y de Francia

París es una de las tres ciudades de Europa más visitadas durante el año, y a la vez es la ciudad que más turistas recibe del mundo. Motivos de tales distinciones, muchos; por citar algunos cabe mencionar la Torre Eiffel, los Campos Elíseos, y el Museo del Louvre, tres símbolos parisinos y de Francia.

La Torre Eiffel, el símbolo de Francia

Hay capitales europeas que poseen edificios y monumentos que ya no es que sean símbolos de la ciudad, sino también del país entero, por ejemplo en Italia el Coliseo de Roma, en Rusia la Plaza Roja de Moscú, o en Inglaterra el Big Ben de Londres. En Francia sucede lo mismo con la Torre Eiffel de París.

El motivo de su construcción no pudo estar mejor elegido, y es que se edificó con motivo de la celebración de la Exposición Universal de 1.889 de París. Con sus 324 metros de altura, la Torre Eiffel es la construcción más alta de la capital francesa.

Con tres plantas, es en la segunda donde la mayoría de quienes suben a ella se quedan, y es que desde esta segunda planta ya se está a la nada desdeñable altura del suelo de 115 metros, suficiente distancia para contemplar las vistas de un París majestuoso. Los que no tengan miedo a más altura, y se atrevan a subir a la tercera planta, las vistas panorámicas que ante ellos tendrán de la capital de Francia estarán a 276 metros de altura.

Los Campos Elíseos, la avenida de París

Es la mayor avenida de París, y una de las más conocidas y televisadas del mundo, y es que todos los veranos, a finales del mes de julio, la carrera de ciclismo por etapas más importante del mundo, el Tour de Francia pone punto y final a las tres semanas de competición con el tradicional recorrido por los Campos Elíseos, donde se realiza la entrega de los trofeos con un telón de fondo inmejorable como es el Arco del Triunfo. La avenida de los Campos Elíseos mide 1.880 metros de longitud, y transcurre desde el Arco del Triunfo hasta la Plaza de la Concordia

El Museo del Louvre, el museo de Francia

París es la ciudad más visitada del mundo; uno de los motivos de tal honor sin duda es el tener el museo de arte más visitado del mundo, el Museo del Louvre. Situado junto al río Sena, en el complejo más grande del antiguo Palacio Real del Louvre, e inaugurado un 8 de noviembre de 1.793, su interior alberga algunas de las obras de arte más conocidas de la Historia, como por ejemplo las esculturas Venus de Milo y La Victoria de Samotracia, cuadros de Rubens, Goya y Delacroix, y probablemente la obra pictórica sobre la que más se ha escrito y más misterio posee en torno a su creación, La Gioconda de Leonardo da Vinci.

El complejo en el que se encuentra el Museo del Louvre es fruto de muchos años y siglos de ampliaciones, reformas y restauraciones que han dado como resultado los casi 400.000 metros cuadrados que ocupa el Palacio, y que se divide en tres patios: el Patio del Carrusel, el Patio Cuadrado, y el Patio de Napoleón, que es el más grande de todo el palacio y en el que se encuentra los más de 20 metros de altura y 673 paneles que forman la Pirámide de Cristal inaugurada en 1.989 y a través de la que se accede al museo.

La Torre Eiffel, los Campos Elíseos, y el Museo del Louvre, tres símbolos de París, y por ende de Francia entera. Más información sobre la capital parisina, en los siguientes enlaces:

  • Restaurante Maxim.
  • París de Literatura
  • Turistas disfrutan con la cultura en París.

Dalí y Pompidou

Con la actualización que tenemos entre manos en este momento ahora mismo, nos hemos planteado poder buscar algo que nos permita combinar al mismo tiempo un par de cosas relacionadas con París, que es la ciudad protagonista absoluta de nuestra página. Dándole una serie de vueltas al asunto, hemos decidido aprovechar que París es una ciudad donde la cultura tiene una presencia aplastante, junto con el hecho de que en ella se exponen obras de artistas de talla internacional, así, que, de un plumazo, hablamos de un lugar y de un artista. Creemos que la idea puede ser buena, y es que no hay nada mejor que escribir cuando se trata de fomentar el arte y la cultura. Nosotros esperamos que paséis un rato entretenido leyéndonos y, sobre todo, que si vais por la capital gala, no desaprovechéis la excelente ocasión de conocer de primera mano tanto el edificio donde se expone la obra, como la obra en sí misma.

Dicho esto, y por ir metiéndonos en materia, queremos decir que el lugar sobre el que vamos a hablaros es uno de esos lugares que trascienden la categoría de simple museo y que, ya tan sólo por su exterior, ha logrado convertirse en un referente para hacer turismo dentro del mundo parisino.

El Centro Nacional de Arte y Cultura Georges Pompidou

Aunque el nombre del lugar es Centro Nacional de Arte y Cultura Pompidou, se le conoce normalmente por la forma abreviada de Centro Pompidou. Hay que decir que el nombre viene por el del presidente bajo cuyo gobierno se comenzó a construir, y que no sólo es un museo, si no que también tiene una sala de acústica interactiva y una biblioteca. Estéticamente hablando, pertenece a la denominada corriente Hi-Tech, que le da al edificio un aspecto tecnológico y que contrasta enormemente con el resto del entorno, también por su forma y también por su colorido. En conclusión, podemos asegurados que este lugar, situado en el barrio de Les Halles. Ahora, vamos a pasar a dar algunas pinceladas sobre quién fue Salvador Dalí, algo esencial para que podáis decidir si os resulta interesante entrar a la exposición de este lugar sobre el artista y no quedaros con él como algo meramente turístico que contemplar desde fuera. Para nosotros, al menos, merece la pena conocer de cerca la obra de este artista.

Salvador Dalí y su obra

Nacido en Girona, más concretamente en Figueras y no muy lejos de la frontera con Francia, es donde nació el gran artista Salvador Dalí en 1904. Sin duda alguna, este famoso personaje, marcó un antes y un después dejando su impronta en el S XX, pero también pasando a la posteridad con su legado artístico. Es el gran exponente del surrealismo, y si decimos que es un artista, aunque no toda la gente sabe este dato, es porque Dalí no sólo fue pintor, que es por lo que más se reconoce, si no que también fue escritor, escultor, escenógrafo y experimentó en el mundo del cine. Dalí tenía un modo de entender la vida y el arte de forma global, y por eso trataba de plasmarlo de todas las formas que se le pudiesen ocurrir, buscando siempre una actitud provocativa que le valió muchos detractores contemporáneos, pero que a su vez reflejaba genialidad y eclipsaba a otras grandes figuras del arte de su época.

Para acabar el post que tenemos entre manos, finalizaremos diciendo que, en el Centro Pompidou, los responsables de la exposición en honor a la obra de tan ilustre personaje, se han encargado de hacer que quienes vayan como público, puedan conocer de primera mano sus obras más exquisitas en todas las facetas en las que destacó.

Restaurante Maxim

Si estás pensando en realizar un pequeño viaje hasta París has de buscar un sitio elegante, uno donde puedas degustar, no como el mejor de París, porque hay otro mejor, pero su ambiente es uno de los mejores que hay. Nos estamos refiriendo al Restaurante Maxim de París, uno de los mejores restaurantes que vas a poder encontrarte en estas tierras y el cual deberías visitar (aunque es caro, eso también te lo digo). Descubre en este sentido cómo pasar las mejores vacaciones en París optando por los mejores vuelos baratos a París, para que no te cueste mucho en este sentido.

La leyenda del Restaurante Maxim

La leyenda de Maxim comenzó en 1893 cuando Maxime Gaillard, un simple camarero, abrió un restaurante. Un día de suerte, una encantadora joven parisina, Irma de Montigny descubrió el restaurante y decidió probarlo con lo cual quedó tan maravillada que se propuso como objetivo hacer que todo el mundo conociera el restaurante y fuera uno de los más famosos.

Volvió una y otra vez con muchos de sus amigos, sus admiradores, tutores, y pronto encontró ese camarero que había empezado con muy poquita cosa su restaurante siempre lleno de gente, y no cualquier gente, sino gente de gran status que a su vez llevaban a otros, y a otros, y otros.

Sin embargo, los proyectos de ley a menudo no eran pagados y Maxime Gaillard finalmente entregó las llaves a Eugene Cornuché. Cornuché luego llegó a crear la leyenda de lo que es Maxim hoy.

El Restaurante Maxim está situado en el centro de París, entre la Plaza de la Concorde y Madeleine, a sólo dos pasos de la orilla del río del Sena. Desde allí puedes ver la "fachada" de Maxim, un símbolo internacional del Art Nouveau. Has de saber que la decoración del Maxim fue terminada justo para la Feria Mundial de 1900, antes todavía tenía cosas que terminar pero la Feria aceleró el proceso.

Hoy día ha cambiado un poco, con los tiempos, pero sigue intentando mantener ese ambiente bohemio y encantador que tanto encandiló a muchos.

Maxim hoy

Hoy el Restaurante Maxim es uno de los restaurantes más reconocidos en todo París, ya no solo por la comida y degustación que podemos ver sino también porque es uno de los lugares donde vas a poder deleitarte con personalidades famosas que acuden a este lugar de moda. También podrás acudir a ciertos eventos que se celebran.

Aquellos que han acudido a él han alabado su comida ya que es una de las mejores que hay (como sabes, en cada ciudad hay 3-4 restaurantes buenos, y el resto, pues en París podríamos decir que el Restaurante Maxim es uno de los mejores que no deberías perderte si tienes la oportunidad).

Además, ya no está solo en París, el restaurante, y su visión la puedes encontrar en otros países como Tokyo, Shanghai o Pekín, todos ellos manteniendo la esencia del original.

Eso sí, el restaurante no es barato, así que si estás pensando en ir será mejor que ahorres un poco porque lo vas a necesitar para poder pagar una cena en este lugar.Un menú degustación puede costarte entre 120 y 150 euros para una sola persona. Después los platos pueden costarte en torno a 50 o más euros por cada plato.

Lo que sí está claro es que comerás como un rey, así que mejor ir con el estómago vacío para comer bien.

Información

Maxim's de Paris – 3, rue Royale – 75008 Paris
Tel : +33(0)1 42 65 27 94 – Fax : +33(0)1 42 65 30 26

Museo de la Francmasonería

SIN LUGAR A DUDAS, UNA DE LAS AFIRMACIONES QUE PODEMOS HACER SIN TEMOR A EQUIVOCARNOS, ES QUE LO ESOTÉRICO Y LO OCULTO, O AL MENOS LO DESCONOCIDO, ES ALGO QUE A LO LARGO DE LA HISTORIA SIEMPRE HA SUSCITADO EL INTERÉS DE LA GENTE ÁVIDA DE SUMERGIRSE EN EL MUNDO DE LOS SECRETOS Y DE LO DESCONOCIDO. PRECISAMENTE, LA ACTUALIZACIÓN DE HOY DE NUESTRA WEB TIENE BASTANTE QUE VER CON ESO, Y ES QUE QUEREMOS HACER UN INTENTO DE ACERCAR COSAS BASTANTE DESCONOCIDAS O MITIFICADAS A NUESTROS LECTORES, ASÍ QUE QUÉ MEJOR QUE EL MUSEO DEL QUE OS VAMOS A HABLAR.

QUÉ ES LA MASONERÍA

Al contrario de lo que la gente suele creer, en gran parte por la desinformación y en otra parte por la exageración de películas y novelas entretenidas pero de dudosa catadura que han jugado a caer en el tópico fácil para captar la atención del incauto consumidor, la francmasonería, o masonería como se le conoce más popularmente, no es una sociedad secreta. Entonces ¿qué es? pues bien, ellos mismos se describen como una sociedad iniciática, carente de tintes religiosos, filosófica y que pretende acercarse a la verdad, valiéndose de ello del uso de la razón. Además, dicen perseguir el cambio y la mejora social.

Lo cierto es que sí que era más difícil conocer esa asociación en tiempos pasados, pero, sobre todo en la última época, han tenido una fase aperturista y de darse a conocer más a la sociedad en general. Ellos mismos desmienten el hecho de ser una sociedad secreta. Dicen que lo que es la masonería, es una sociedad discreta.

Otra de las cosas que ha caracterizado a la masonería, es el contar con miembros ilustrados y con formación, destacados en los ámbitos del arte, la ciencia o la política, entre otros. Por último, dicen basarse en los ideales de origen francés de libertad, igualdad y fraternidad.

LA APERTURA DEL MUSEO DE LA FRANCMASONERÍA

Hecha ya una introducción suficiente para que quienes no la conocieseis de antemano tengáis una idea más o menos precisa de qué es la masonería, vamos al grano del asunto, que es la recomendación de hoy sobre qué visitar en París.

Durante el año 2010, aún bajo el mandato del expresidente Nicolás Sarkozy, la logia del Gran Oriente de Francia, decidió dar el paso de abrir al público un museo de la Francmasonería, tanto para el disfrute de los miembros masones como para la gente en general, justo en la misma sede de la arriba mencionada, que se encuentra ubicada en la calle Cadet número 16.

Dicho museo, abre todos los días, excepto los domingos y festivos. Nosotros, desde luego, recomendamos que si tenéis la oportunidad de dejaros caer por esta hermosa ciudad francesa, aprovechéis la circunstancia para visitar el museo y conocer esta sociedad y su historia más de cerca, porque además de ser interesante, siempre es bueno estar informados para no creer en supersticiones y charlatanerías de gente que habla y critica desde el desconocimiento.

En concreto, dentro del museo de la masonería, lo que podréis encontrar quienes os animéis a visitarlo, serán numerosas obras de arte con simbología masónica, explicación de su historia, manuscritos que hablan sobre la asociación y sus diferentes ritos, y un largo etc, todo ello junto a exposiciones de carácter temporal y charlas y conferencias que, en su conjunto, seguro que despejan vuestras dudas e inquietudes al respecto y derriban la imagen preconcebida creada por los fanáticos de las teorías de la conspiración que tanto jugo han sabido sacar del recurrente tema de las sociedades secretas masónicas y sus supuestas intenciones de dominación mundial en la sombra.

Descubre más sobre este museo y sobre la Francmasonería en general en Francia encontrando buenas ofertas de vacaciones a París, y hospédate entre una excelente selección de hoteles en París.

Turistas disfrutan con la cultura en París

Los alicientes para poder emprender un viaje hasta París son variados y dependerá del gusto de los turistas que opten por viajar hasta la capital de Francia en cualquier momento del año. Una de las singularidades de esta ciudad es que ofrece a los visitantes la posibilidad de disfrutar con algunos atractivos culturales que merecen mucho la pena para que los turistas se puedan llevar un buen sabor de boca. Cualquier momento del año es el adecuado para disfrutar de los atractivos culturales de París, que siempre sorprende a los turistas.

Visitas culturales por París

A lo largo del año se ofrecen a los visitantes numerosas exposiciones de arte en los mejores museos de París y en las galerías de arte más destacadas. Las exposiciones suelen gustar mucho a los visitantes, en especial porque es una experiencia nueva y es una muy buena ocasión para poder estar presente en una estupenda galería de arte de París o visitar algún que otro museo. Gracias a la variedad de exposiciones de esculturas, fotografías o pintura, los turistas disponen de numerosas opciones para poder elegir la que desea conocer en cada momento.

Muchas parejas se suelen interesar bastante por los museos de París, ya que no todos los días el visitante puede conocer de cerca las grandes obras que se encuentran en museos tan espectaculares como el Louvre, entre otros mucho y esto es algo muy apetecible para que los turistas puedan disfrutar de un viaje algo más completo, que siempre es una muy buena opción para los turistas. Las propuestas culturales suelen gustar mucho a todos los turistas

No menos interesante dentro del mundo de la cultura es poder disfrutar de diferentes conciertos de música clásica y otros estilos musicales. Es una buena propuesta que dependerá del momento del año en el que cada turista visite la ciudad, ya que hay citas culturales que cambian cada año y por ello es bueno conocer los eventos que tendrán lugar en el momento que queramos estar en París durante algunos días en vacaciones.

Viaje en pareja por París

Una de las opciones más populares a la hora de recorrer París es hacerlo en pareja, gracias a que la capital de Francia es uno de los destinos románticos a tener en cuenta y es por tanto una ciudad en la que las parejas suelen disfrutar de un ambiente muy agradable. Dentro de un viaje por París no puede faltar alguna que otra cena romántico en alguno de los buenos restaurantes de París, para poder disfrutar de una velada con la mejor gastronomía de Francia y los deliciosos sabores tradicionales.

También es imprescindible un paseo por el Sena, que es otra de las propuestas clásicas que suelen aceptar las parejas a la hora de realizar un viaje por esta ciudad. Es una experiencia muy interesante para los turistas que dispongan de presupuesto y de tiempo para ello, ya que merece mucho la pena y ofrece una visión diferente de París durante el paseo.

Tanto en los meses de verano como en el resto del año, Francia es siempre una de las opciones preferentes para muchas parejas, en especial es una opción de lo más interesante hacer una visita a París y disfrutar de sus tiendas, museos, gastronomía y otros muchos alicientes variados que presenta para todos los viajeros. Ante tantas y buenas opciones los turistas siempre tienen mucho que disfrutar y por descubrir durante su viaje por tierras parisinas en cualquier momento del año.

El salón del automóvil en París

El salón del automóvil en París es uno de los más prestigiosos del mundo y de los preferidos de las grandes marcas para presentar sus últimos modelos y los coches más modernos y vanguardistas. Aquí so contamos un poco del salón del automóvil 2012 en París, Francia.

El salón del automóvil se celebra este 2012 entre el 29 de septiembre y el 14 de octubre y es uno de los eventos favoritos de los locales y visitantes que llegan a Paris para ver lo más lujoso y moderno de la tecnología de los coches de las marcas más famosas (Mercedes, Audi, Ferrari, etc). El evento es bianual y atrae a más de un millón de visitantes de Francia y del mundo.

De hecho, hace dos años el salón mundial del automóvil fue visitado por 1.263.467 de personas, posicionándose como el evento de este tipo más visitado del mundo.

Cada año las marcas más importantes de la industria automovilística nos sorprenden con nuevos modelos y novedades en la tecnología y perfeccionamiento de los coches. ¿Quieres saber cuáles son las sorpresas de este 2012?

  • Renault sorprende con una nueva versión de su famoso Clio.
  • Seat presenta el Leon 2013 con un nuevo y original logo.
  • Range Rover presenta una nueva colección
  • El stand de Nissan os trae elegantes sorpresas.
  • Hyundai presenta novedades respecto de la movilidad con hidrógeno.
  • Jaguar deleita con sus líneas clásicas y elegantes.
  • Mercedes presenta un nuevo concepto para su Clase A (familiar compacto).
  • Ferrari presenta el coche más poderoso hasta el momento: nada más y nada menos que 750 caballos de potencia.
  • Coches eléctricos y novedades en diseño y materiales son también parte de este salón.

En este sitio web podéis encontrar una lita completa de las novedades clasificadas por marca que se presentan en el Salón del Automóvil 2012.

Los billetes para este evento pueden comprarse online en el sitio web oficial o podéis adquirirlos en el sitio mismo, aunque suele haber largas filas. Debéis tener en cuenta que si compráis vuestros billetes por internet debéis imprimirlos en hojas A4. Ningún otro soporte es aceptado.

El Museo de Rodín

París (encuentra las mejores ofertas de vacaciones a París) es una ciudad museo como muchos la llaman, y se debe a que, aparte de ser verdaderamente una belleza de ciudad, tiene también los mejores museos que podemos visitar. Hoy vamos a hablaros especialmente del Museo de Rodín, magnífico artista que dejó una enorme colección de arte en París y una bella residencia con jardines que podemos visitar en una tarde de otoño. Descubre más sobre los mejores vuelos baratos a París.

Este es uno de mis museos favoritos por el sencillo hecho de que me permite relajarme lejos del bullicio de la ciudad, como si por un momento me transportara a otro tiempo donde cortesanos y artistas se paseaban por estos bellos jardines. De hecho los jardines pueden visitarse por el pequeño monto de 1 euro. ¡Y valen la pena!

Obviamente que una vez que os encontráis en los jardines de esta casa del siglo XVIII no podéis dejar de sentiros tentados de visitarla en su interior. Es que allí se conservan varias esculturas, bocetos y pinturas del autor, así como una serie de obras de Camille Claudel, amante del artista y hermana del respetado escritor Paul Claudel. En la residencia también se exponen obras de Renoir y Van Gogh.

Bocetos y dibujos nos permiten sumergirnos en el ingenio creativo de Rodín, su particular visión del ser humano y su evolución como artista. Obras temporales ofrecen un complemento de muy buena calidad, con obras del autor inéditas, o de otros artistas que formaron parte del amiente intelectual de la época de Rodín.

Muchas veces se organizan eventos en los jardines del museo.

La historia de Paris en un mapa 3D

La tecnología nos invita a viajar desde nuestros ordenadores y como eso es lo que intentamos a veces desde nuestros blogs de Viajered, este mapa nos pareció perfecto. No, no es un mapa convencional y este no será un viaje normal: vamos a viajar por el tiempo, recorriendo 2000 años de la historia de París. ¡Vámonos!

La idea proviene de una compañía que se dedica a la creación de mapas complejos y especialmente en 3D: Dassault Systèmes. Combinando lo último en tecnología 3D con el conocimientos de historiadores que han registrado el pasado de la ciudad luz, sus transformaciones y cambios, se ha creado un mapa que nos lleva de viaje por más de 2000 años de historia.

Siguiendo unos simples pasos en el mapa interactivo que podemos visitar aquí, nos enteramos de cómo fue la construcción de la Torre Eiffel, de cómo se transformó la Catedral de Notre Dame… Desde los tiempos galos, pasando por la grandeza que le imprimió el Imperio Romano y los trajines de la Edad Media, nos acercamos a la época que imprimió el carácter que tiene hoy en día París. Pero la ciudad pasó por muchos eventos memorables en los últimos 500 años, desde la construcción de castillos y la imprenta de grandeza en las fachadas de los edificios más importantes, pasando por la revolución Francesa que cambió todo en la ciudad.

El sitio web ofrece recorridos 3D por los monumentos más representativos de París. Cada mes se incluye uno nuevo, por lo que vale la pena revisar el sitio regularmente.

Los mapas 3D de París pueden experimentarse desde el ordenador descargando una aplicación gratuita desde el sitio al que os referimos. Algunos exploradores pueden dar problemas a la hora de ejecutarlo, con Firefox parece funciona correctamente.

También hay una aplicación para iPhones pero es un poco más limitada en las opciones y calidad de imagen.

Louvre: Arte Islámico

El Louvre es una de las atracciones más visitadas de París y también uno de los museos más grandes del mundo. Como si su masiva colección no fuera suficiente, se ha agregado un nuevo pabellón dedicado al arte islámico. Una tradición milenaria que ahora está también representada en el Museo favorito de París.

Como no podía ser de otro modo, inmediatamente luego de la apertura de este pabellón, la exposición se catalogó como una de las mejores y más completas del mundo. La colección de objetos y piezas de arte islámicas ofrece una visión completa y organizada de la evolución de este arte que tiene ya miles de años y un estilo muy único y particular.

El nuevo departamento que abrió recientemente en el Louvre se destaca por una estructura conocida ya como "el velo" (por evocar un velo al viento). La misma tiene cierto paralelo con la pirámide de cristal y seguramente se volverá una de las estructuras representativas de París, la cultura y el arte.

El Louvre y el arte islámico

El nuevo pabellón que se ha terminado de restaurar en el Louvre cuenta con unos 30.000 metros cuadrados dedicados exclusivamente a exponer esta rica colección de ate islámico.

Los objetos expuestos pertenecen al Louvre (unos 17.000), mientras que se ha completado con préstamos a largo plazo del Museo de Artes Decorativos de París.

Con los efectos de la Primavera Árabe aún presentes y las recientes protestas contra el film considerado ofensivo por los musulmanes, más que nunca el Islam muestra su presencia y poder y también su relevancia en el desarrollo histórico del día de hoy. El Louvre no ha hecho ninguna referencia a los aspectos políticos de esta exposición y la exposición busca sobre todo valorar la riqueza artística de la producción de objetos y obras islámicas.

El arte islámico y su diversidad

El arte islámico está íntimamente relacionado con la religión y los objetos reflejas las concepciones religiosas del Islam en sus diseños y usos.

Uno de los aspectos más importantes del arte islámico es la geometría, que está presente en todos los diseños y muchas veces con una delicadeza y exactitud increíble. Lo mismo sucede con la caligrafía que adquiere un tono claramente artístico en las obras y objetos expuestos.

Dentro de lo que se conoce como arte islámico existen también ciertas diferencias y se puede apreciar una diversidad admirable. Especialmente fácil de ver es la diferencia entre el arte árabe, proveniente de Medio Oriente, en comparación con el arte hispanomusulmán, típico de la Península Ibérica, que es probablemente una fusión de tendencias diversas. Este tipo de arte puede verse claramente en las obras arquitectónicas y artísticas de España.

Diversidad en el estilo artístico se vuelve evidente al comparar las tradiciones artísticas de Egipto, Siria, Arabia Saudita, e incluso India.

Muchas veces escuchamos, especialmente estos últimos tiempos, que la figura de Mohamed no puede ser representada, sin embargo en algunas expresiones artísticas vemos al profeta tomar forma física. Esto es probablemente más normal en Turquía o Irán. En general no vemos muchas representaciones de humanos o animales, pero algunos objetos, de interesante valor artístico, son la excepción.

Paris de literatura

París es una ciudades más literarias de Europa, en sus calles se inspiraron los escritores que marcaron la historia y los movimientos literarios más importantes: Stendhal, Proust, Sorel, Cortazar, Maupassant… todos reflejaron diversos aspectos de la capital francesa en sus obras y nos invitaron a descubrir París de una forma diferente. Una ciudad no solo cultural, sino un lugar magnífico donde hospedarte en los mejores hoteles en París.

París es una de las ciudades más relevantes en lo que se refiere a cultura, en sus calles se pasearon escritores, actores, artistas de diversas generaciones y talentos. Obras como "Los Miserables" de Victor Hugo, nos llevan de paseo por las callejuelas de la ciudad. Mediante la literatura podemos descubrir un París único, amado, diverso. Y hoy, gracias a un proyecto del Ayuntamiento de París, podemos ver reflejada esta importancia literaria de París en un mapa.

El proyecto involucra al ayuntamiento, a algunas bibliotecas municipales de París y a la biblioteca digital de feedbooks (un sitio online donde se alojan miles de libros de licencia libre para su descarga y reproducción en dispositivos móviles).

El objetivo de este proyecto literario es combinar lo histórico y lo ficticio, las novelas con la vida de sus autores. De este modo París se vuelve una ciudad delineada por la realidad y la imaginación.

El sitio web del Ayuntamiento de París ofrece también recorridos culturales siguiendo los pasos de autores y artistas. Entre los más solicitados se cuentan: Picasso, Apollinaire, Max Jacob o Sartre y Simone de Beauvoir, por ejemplo. Los tours nos llevan por las direcciones en las que vivieron y trabajaros estos personajes, así como por los cafés y teatros que frecuentaron y sus sitios de reunión.

Sigue los pasos de los personajes más famosos de Francia y del mundo que vivieron en parís y se inspiraron en sus calles y su gente: Dalida, Camus y otros tantos en paseos culturales por París. Visita este sitio con más información para descubrir la ciudad de tu personaje famosos preferido.

Exposiciones en Paris, hoy Alfons Mucha

Bueno, siga el paseo interminable por Paris, la ciudad de la luces, para estos días agitados, por las catástrofes y los virus que surcar las población más debilitadas por el consumo global, quedan algunos lugares para entretener el espíritu artístico, y para disfrutar de ellas tan sólo tienes que encontrar unos económicos vuelos a París.

Alfons Mucha no era un gran pintor, sino un extraordinario cartel como se refleja en su retrospectiva en el Mueso Fabre, Montpellier.

El museo que elige abanderar a este gran artista, es Museo Fabre de Montpellier, mediante 280 carteles, dibujos, objetos, pinturas, y demás de Áfonos Mucha, que vivió de 1860-1939, y su máxima expresión se plasmaba en sus carteles.

No fue considerado un gran artista, sino su forma de expresarse, fue la que marco algo trascendente en el. Su gran fresco, angelical, manudo torpe, anunciar las grandes figuras del realismo socialista. De espesor, sobre el principio, su estilo está más cerca del cómic como la historia la pintura.

Mucha su cartel, es brillante, en una de sus obras, quizás la más conocida, su rara intervención colocando a la mujer en el centro de sus carteles, erotizando su cuerpo, haciéndola deseable. Entre ellos Sarah Bernhardy se reunió por casualidad y se convirtió en intocable Madone cuyo pelo, acolchonado lirio y piedras precios en cascadas sobre los hombre. Figura dramatizados en exceso, como un paisaje que pinto en todas sus funciones, a Medea Gismondi. El teatro es verdadera correcta. El color revela algunas partes de los sueños con fondo estrellas, chamarras de brocado, salpicando de flores. Y luego llega a la cumbre de su arte.

El París más majestuoso

Siempre es buen momento para viajar a París (donde podrás disfrutar de maravillosos Viajes París), y es que por algo es la ciudad más visitada del mundo. Desde lo más alto de la Torre Eiffel, hasta la explanada del Museo del Louvre con su pirámide de cristal, pasando por una de las avenidas más conocidas del mundo como son los Campos Elíseos.

La Torre Eiffel

Si a algún parisino se le pregunta cuál es el símbolo de la ciudad, sin ninguna duda dirá que la Torre Eiffel, y si a un francés de cualquier parte del mundo se le pregunta lo mismo respondería igual.

Edificada con motivo de la celebración de la Exposición Universal de 1.889 de París, la Torre Eiffel con sus 324 metros de altura es la construcción más alta de la ciudad.

Con tres plantas, suele ser en la segunda donde la gran mayoría de los turistas se quedan, y es que desde esta planta ya se dista del suelo a 115 metros, altura suficiente para disfrutar de las vistas panorámicas de París. Los más atrevidos que suben hasta la tercera planta verán la capital de Francia a 276 metros de altura.

Los Campos Elíseos-Arco del Triunfo-Plaza de la Concordia

Con 1.880 metros de longitud y un recorrido que va desde el Arco del Triunfo hasta la Plaza de la Concordia, los Campos Elíseos es la mayor avenida de París y una de las más conocidas del mundo. Todos los veranos, a finales de julio, el Tour de Francia pone punto y final a las tres semanas de carrera con el clásico recorrido a través de los Campos Elíseos, donde se produce la entrega de los premios con el Arco del Triunfo de fondo.

  • Arco del Triunfo: Napoleón Bonaparte mandaría construirlo para conmemorar el triunfo de sus tropas en la Batalla de Austerlitz en 1.806, para ser finalizado en 1.836. Aunque el Emperador Bonaparte no lo pudo ver terminado al morir en 1.821. Se encuentra en la Plaza Charles de Gaulle, tiene una altura de 51 metros y una anchura de 49.
  • Plaza de la Concordia: En sus orígenes no se llamó de esta manera, y es que desde 1.748 hasta 1.792 fue la Plaza de Luis XV. En 1.792, con la Revolución Francesa se quitaría la estatua ecuestre que había de Luis XV y se llamaría Plaza de la Revolución, nombre que mantuvo hasta que en 1.795 se la llamó definitivamente Plaza de la Concordia. Tiene una longitud de 360 metros y una anchura de 210 metros.

Una de las imágenes más bonitas que París ofrece la crea el Obelisco de Luxor iluminado de noche y que está situado en el centro de la Plaza de la Concordia. Procedente del Templo de Luxor fue ofrecido por Egipto. Mide 23 metros de altura y pesa 230 toneladas.

Museo del Louvre-Pirámide de cristal

La ciudad más visitada del mundo no podía dejar de tener el museo de arte más visitado del mundo, y es que el Museo del Louvre lo es. Inaugurado el 8 de noviembre de 1.793, en su interior están algunas de las obras de arte más conocidas de todos los tiempos, como las esculturas Venus de Milo y La Victoria de Samotracia, o cuadros de Caravaggio, Rubens, Goya, Rigaud y Delacroix entre muchos otros pintores, aunque es Leonardo da Vinci, con La Gioconda, el que atrae las miradas de todos los que visitan el Louvre.

  • Pirámide de cristal: Inaugurada en 1.989, sus más de 20 metros de altura y los 673 paneles que la forman la convierten en una obra majestuosa y funcional, y es que solventó los grandes problemas que se creaban para entrar en el museo con las largas colas.

El Louvre y Nintendo 3DS

Parece una simbiosis difícil de encajar tratándose de uno de los Museos más prestigiosos y visitados del mundo, que alberga obras tan importantes como La Gioconda, de Leonardo Da Vinci, que supone una de las mayores exposiciones de talentos pictóricos y artísticos de otros tantos iconos de su época (Rubens, Delacroix, Giotto, Tiziano, Donatello, Miguel Ángel…) y una de las videoconsolas de bolsillo con mayor enorme éxito y popularidad en todo el mundo. Sin embargo, el sincretismo parece tener sentido cuando se trata de fusionar dos elementos que conjugan a la perfección el entretenimiento multimedia y la cultura. Estamos ante el inminente acontecimiento de que el Museo Louvre de París (conoce más sobre cómo pasar unas buenas vacaciones París) revolucione el modo en el que se contempla la sabiduría y el arte, y de que la compañía Nintendo comience a utilizar sus dispositivos de juego de un modo completamente diferente.

Una videoconsola que se convierte en una perfecta acompañante de la visita

Esta, antaño, fortaleza medieval y hoy monumental centro de arte que alcanza al año la nada despreciable cifra de 8,9 millones de visitantes ha llegado a un acuerdo con la multinacional de los videojuegos Nintendo para sustituir sus famosas audioguías por la consola 3DS, la que supone el último lanzamiento al mercado en entretenimiento portátil. Está claro que los visitantes del Louvre no recibirán a la entrada una propuesta para echar una partidita al Super Mario Bros, sino que tendrán en ella un complemento perfecto de su visita, que les servirá como guía gracias al software específico que ya ha sido incorporado.

El contenido integrado en las 3DS incluye información útil para orientarse dentro del museo, además de una galería de imágenes en alta definición de muchas de las obras que se pueden encontrar en la actualidad. La incorporación de dos pantallas útiles en la 3DS como novedad frente a su predecesora, la DSi, permitirá que puedan utilizarse para mostrar, por un lado, un mapa de la ubicación donde se encuentre el visitante y por otro el grado de aproximación a obras de su interés. Por otro lado, la posibilidad de reproducir imágenes en 3D será posible gracias a la opción de visualización tridimensional que de serie trae incorporada la consola portátil.

El Director del Museo, Hervé Barbaret, ha explicado que se trata de una fusión perfecta entre una nueva tendencia a ofrecer guías interactivas y dinámicas y una consola que ya "resulta familiar a mucha gente". Considera, además, que la sensación final del visitante es que su experiencia habrá sido mucho más interesante y positiva. Pues, y por si ya quieres apuntarte a esta iniciativa, la experiencia te costará nada más que 5 euros, además de la entrada al Museo.

De momento el visitante podrá escuchar y leer las guías en los idiomas alemán, coreano, español, inglés, italiano, japones y, por descontado, francés.

Podría decirse que el proyecto, si bien ya está implementado y como decimos comenzará estos próximos días a verse reflejado en el Museo, se encuentra todavía en fase Beta, ya que el objetivo es incorporar mucha más información en su base de datos, ampliar el número de idiomas disponibles, mejorar la accesibilidad de personas con limitaciones físicas o incorporar actividades y propuestas lúdicas que harán sacar un mayor partido de la visita.

No sabemos si entre ambas instituciones se ha pensado en convertir las visitas al Museo en un "juego de niños" pero de lo que estamos seguros es de que a partir de ahora la experiencia será mucho más entretenida.

Una exposición sobre la torre Eiffel

Las últimas novedades, para que el turista siga informado, y acercándose el fin de de semana sepa donde tiene que ir, y que es lo que tiene que hacer, y no desperdiciar párate de su tiempo, por parís.

Recordamos las mejores formas de volar, mediante vuelos baratos, y no quedar afuera de estas gran maravillas del mundo, donde la actividad recreativa pasas a ser un elemento espiritual ideal para el turista.

La exposición que se presenta, con sus puertas abiertas desde el 15 de mayo al 31 de diciembre, de 2009, será en base a una exposición con un objetivo principal, que es la tour Eiffel, que acogerá como exposición, llamada l´epopée tour Eiffel, que conformara la gran exposición mediante gran cantidad de afiches, fotografías, grabados, paneles con animación interactiva para el visitante pueda manipular la obra, proyecciones de películas, donde mostraran los origen y la concepción de este edificio espectacular y sorprendente.

También la muestra propone en base a la imaginación de más de 300 reproducciones realizadas por artistas, cuya inspiración es brindada por la magnífica dama de hierro que es la tour Eiffel, que se convierte en una musa inspiradora que no puede faltar en la idea de creación de cualquier artista.

París, algo más que "la ciudad de la luz"

Si hay una capital en el mundo que es grande por su extensión, por su arte, cultura, historia, monumentos y estilo, esa es París. Y es que la capital de Francia ofrece un álbum de posibilidades para el turista que la visita que resulta difícil decantarse por una solamente. Por algo está considerada la ciudad más visitada del mundo. Una ciudad donde, ¿por qué no? disfrutar de algunas de las mejores escapadas fin de semana.

París, la "ciudad de la luz"

"La ciudad de la luz", ese es el sobrenombre con el que París también es conocido. El motivo por el que se le llama así es porque París fue la primera ciudad que dotó a sus calles y a los edificios más importantes de luz eléctrica. Esta, por decirlo de alguna manera es la explicación más auténtica, ya que también hay otra razón, quizás más simbólica que real, y es que el sobrenombre "la ciudad de la luz" también quiere hacer referencia a la imagen de un París como la luz del mundo por estar adelantada en principios tan universales como los derechos del hombre, y los principios de libertad, igualdad y fraternidad.

Para disfrutar de "la ciudad de la luz" por primera vez, que mejor que visitarla de noche y comprobar el espectáculo de luces que rompen en colores en la mayor avenida de París, los Campos Eliseos.

Con una longitud de 1.880 metros, su recorrido desde el Arco del Triunfo hasta la Plaza de la Concordia debe ser realizado en cualquier visita que se haga a París.

Las maravillas de París

Si se tuviera que hacer un decálogo en el que incluir los diez lugares que se deben contemplar en toda estancia en París, y que difícilmente dejará mal sabor de boca al turista, sería el siguiente:

  • La Catedral de Notre Dame, uno de los símbolos de París y de toda Francia.
  • La Basílica del Sagrado Corazón en la colina de Montmatre.
  • El Palacio de los Inválidos, donde se encuentra la tumba de Napoleón Bonaparte.
  • El Palacio y los Jardines de Luxemburgo.
  • La Plaza de la Concordia.
  • La Plaza Etoile con el Arco del Triunfo.
  • La Ópera Garnier.
  • El Museo del Louvre.
  • El Museo de Arte Moderno del Centro Pompidou.
  • El auténtico símbolo de la ciudad parisiense y del país entero, la Torre Eiffel.

Excursiones desde París

Dos destinos son por excelencia los que destacan para hacer desde París. Uno es el Palacio de Versalles, y el otro es Disneyland Resort París.

A media hora de París, el Palacio de Versalles. Mandado construir por Luis XIV, "el Rey Sol". Con más de 700 habitaciones, está formado por tres palacios: Versalles, Gran Trianón y Pequeño Trianón. Fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 1.979. Sus jardines y fuentes conforman una de las postales más típicas no solamente de París, también de Francia. De las estancias que tiene en su interior, es el Salón de los Espejos o Galería de los Espejos, la más conocida. Tiene un total de 357 espejos.

Disneyland Resort París está a unos 45 minutos de la capital empleando la mejor opción de todas, que es el transporte público. Y es que junto al Disneyland Resort hay una estación de cercanías, Marne la Vallée-Chessy – Parcs Disneyland.

El Parque está distribuido en cinco grandes áreas:

  • Main Street, U.S.A. (refleja una calle típica americana).
  • Adventureland ( tierra de aventuras).
  • Fantasyland (tierra de la fantasía).
  • Frontierland (tierra de la frontera).
  • Discoveryland (tierra de descubrimiento).

Dulces parisinos

En esta ocasión queremos endulzarte un poco la vida. ¿Te gustaría conocer cuáles son los dulces más típicos de París? Si eres un goloso seguro que sí. No puedes marcharte de esta maravillosa ciudad sin antes probar al menos una de las delicias que te vamos a comentar en este artículo. Una opción, cómo no, excelente para disfrutar de unas buenas vacaciones París, y además de disfrutar de los mejores dulces conocerás la ciudad del amor.

Francia es un país conocido especialmente por su arte y su historia, y por sus vinos. Pero sin duda alguna, la repostería típica no deja indiferente a ninguno de los que la han probado. En París, encontrarás panaderías por todos los rincones. Y el olor del pan recién hecho te guiará hasta ellas, así que no te preocupes que seguro que encuentras más de una.

Los crepes

Uno de los dulces más famosos de Francia son los Crepes, aunque también los puedes comer salados, ya que se pueden mezclar casi con cualquier otro ingrediente. Uno de los mejores sitios en París para degustar un verdadero crepe es Au Petit Grec, en la Rue Mouffetard 66 (a unos metros de la estación de Monge). Te será fácil de localizar por las inmensas colas que hay. Y es que este es un sitio bastante concurrido por la gente más joven de la capital francesa.

Los ingredientes son todos de buena calidad, y lo mejor de todo es que a la hora de prepararlos los dueños no se preocupan por las cantidades. Además los precios son bastante razonables, por lo que es una buena opción para comer alguno de los días, y de paso te das un pequeño paseo por el Barrio de Mouffetard, uno de los más pintorescos de París.

Los Macarons

Otro también típico pero menos conocido por los turistas, son los Macarons. Son uno de los dulces preferidos de los franceses, son deliciosos y muy coloridos. Es pasta rellena de una crema, y no te resultarán difíciles de encontrar en cualquier panadería o pastelería de París. Además, como decimos, tienen colores provocadores, por lo que te llamarán rápido la atención. En Pierre Hermé puedes probar unos de los más ricos, la prueba de ellos son los precios que tienen.

Los Croissants

Y por último, quizás los dulces más famosos en el mundo entero: los míticos croissants. No podían faltar en nuestra lista de dulces parisinos. Y es que estos junto con los Pains au Chocolat (una especie de napolitana de chocolate) se han convertido en uno de los alimentos estrella del desayuno. Estos también los encontrarás en cualquier panadería, de distintos tamaños y varios precios.

Nosotros te recomendamos los de Maison Kayser, ya que son muy tiernos por dentro y dorados por fuera. En el metro Sentier, salida Rue des Petits Carreaux, encontraréis una tienda. Pedir uno de estos croissants con un café e iros a dar una vuelta por el paseo de la Rue Montorgueil hasta llegar a la gran plaza donde encontraréis la Iglesia e Saint Eustache. Un escenario perfecto para disfrutar de un irresistible desayuno parisino.

Ya conoces los tres dulces más típicos de parís. Seas goloso o no, lo cierto es que no puedes marcharte de la ciudad sin probar al menos los famosos croissants. Pero te recomendamos que pruebes todos porque realmente están deliciosos. Además recuerda que los crepes puedes comerlos incluso salados, rellenos de jamón y queso o de otras muchas cosas, así que apúntalo en tu lista de cosas que hacer si están pensando en viajar a París.

Si te animas, en este vídeo tienes la receta para preparar unos crepes.

Byebyetravels.com ©