Oslo

Buscar hoteles

Fecha de entrada

Fecha de salida

Alojamientos
5 estrellas
A 2 estrellas
Que ver y visitar en Oslo Disfruta Oslo en verano

Tryvann, tradicionalmente un parque recreativo de invierno en la capital noruega, es a partir de este año también un parque que podrá disfrutarse en verano: el Oslo Sommepark que aprovechará las infraestructuras de la estación de esquí y el escenario lleno de posibilidades que ofrecen los frondosos bosques para la creación de uno de los parques de bicicleta y escalada más grandes de Europa, proyecto que está llamado a convertirse en uno de los mayores atractivos turísticos de la temporada estival.

Y es que Oslo es algo más que un destino para disfrutar de los deportes blancos; Noruega en general es un país que ama y disfruta del campo y el deporte. La diversión nocturna no se extiende demasiado porque los bares cierran a las tres, los tragos no son nada baratos (diez euros por una cerveza) y si pretendes disfrutar a pleno de la jornada, más vale ir temprano a la cama.

El verano invita a realizar actividades de montaña tan emocionantes como los deportes de nieve y del alquiler de esquís se pasa al alquiler de bicicletas. La experiencia es estimulante y sucede en la montaña a más de 500 metros sobre el nivel del mar con una extraordinaria vista de la ciudad de Oslo: utilizando las mismas rampas que en invierno recorren las tablas de snowboard, los intrépidos aventureros se dejan caer con sus bicicletas en una pista que está reacondicionada para permitir saltos y hacer subir la adrenalina en el recorrido. Al llegar a la base, se puede enganchar la bici en la telesilla para volver a lanzarse.

Oslo Sommerpark tiene también una zona de escalada que parece, a simple vista, un área infantil pero que, en realidad, no es ningún juego de niños y hay que tener un buen estado físico para poder salvar las zonas de escalada o superar una tirolina. Tiene diversos grados de dificultad y el recorrido más exigente está marcado en rojo.

El precio, de 32 euros para los niños y 39 para los adultos, podría parecer algo caro pero pocas atracciones en Noruega brindan tantas horas de entretenimiento y visitar este centro es una excelente opción que además, permitirá disfrutar de la naturaleza y de la ciudad.

Lo que no te puedes perder de Oslo

Oslo es la ciudad más famosa de Noruega, por ser la capital, pero también por tener algunas monumentos, y lugares que no te puedes perder. Por eso mismo, vamos a hacer un repaso de los cinco mejores lugares de Oslo que debes ver, tantos si estás como para una visita rápida como para una larga temporada. Si quieres saber más, no lo dudes, y sigue leyendo nuestro artículo, porque merecerá la pena, y te encuentras con lugares que a lo mejor no conoces, o que son muy distintos a como la guía de viaje los pinta.

Te has decidido viajar a Oslo, enhorabuena, pues has elegido uno de los mejores destinos turísticos que puede haber, tanto si vas en verano, como si prefieres pasar la dura experiencia de vivir un invierno noruego. De cualquier forma, todos los paisajes quedamos a mostrar a continuación merece la pena tanto en invierno como en verano, así que no te preocupes tanto por la temperatura, y si por la experiencia que estás a punto de vivir. Coge papel y lápiz, Y apunta estos lugares que deben estar en tu lista de sitios imprescindibles de Noruega, y sobre todo, de Oslo. Te encantará, tanto si amas la cultura noruega, como si no la conoces.

Imperdibles

Hay ciertos lugares que son de visita imprescindible cuando o llegamos a una ciudad. En Oslo este lugar es el Parque de las Esculturas de Vigeland. Es un sitio maravilloso, ya que cuenta con más de 200 esculturas, echas de distintos materiales, y de todas las temáticas que podamos pensar. De hecho, le estoy es una escultura de 14 m, que se llama el monolito. Es una columna, que está compuesta por más de un centenar de figuras humanas, y que suele tener muchas interpretaciones, A gusto del visitante. Por supuesto, nos la única y aquí en este parque, podremos tomar un pequeño café, así como disfrutar de los dulces noruegos que hay y que venden en el café del parque.

En segundo lugar, uno de los sitios que también debes visitar es el Museo de los barcos vikingos, ya que Noruega tiene una fuerte tradición vikinga, y por tanto, podemos encontrar elementos esta cultura en todas sus ciudades, así como pequeñas casas museos. Ya sea de interés antropológico, o porque simplemente nos interesa mucho o ver lo que quedó de esa cultura, podemos visitar el museo, y en comprar algún recuerdo en su tienda. Por supuesto, nos el único museo que podemos visitar, secretamente recomendamos la Galería Nacional, ya que tiene una de las mayores colecciones de origen noruego, en cuanto pinturas y esculturas. Además, aquí es donde podremos ver El Grito de Edvard Munch.

Otro lugar que tenemos que ver es la Ópera de Oslo, un sitio magnífico, con las estructuras espectacular. Si no nos gusta la ópera, podemos conformarnos con visita simplemente el edificio, porque es verdaderamente impresionante. Echo de granito y de mármol, además de poseer las estructuras de cristal enormes, fue inaugurado en 2008, y es el edificio más grande en el ámbito cultural, que se construido en toda Noruega. Si nos gusta nada de las actuaciones que se suelen andar en la ópera, puedes ver la temporada nueva que van a inaugurar, porque tienen un cartel impresionante.

Por último, queríamos mencionar un lugar histórico, que se conoce como la fortaleza de Akershus, un lugar donde podemos disfrutar de la antigua arquitectura, que se construían el siglo XIII. Te lo recomendamos, porque desde aquí, puedes ver uno o de las panorámicas más impresionantes del puerto de Oslo, por lo que si quieres tener una visión importante, te recomendamos que cojas tu compra, y que visites este lugar.

Monumentos en Oslo

Oslo es la capital de Noruega y constituye su centro político, económico y cultural. Se estableció como municipio el 3 de Enero de 1838 y fue separada de la provincia de Akershus como provincia independiente en el año 1842. Aún en la actualidad comparte varias funciones importantes con Akershus y oficialmente es su capital. Aunque dado que aún nos encontramos en invierno quizá prefieras disfrutar del esquí en Europa. En ese caso, te recomendamos el esquí en Sierra Nevada con Remontes y hotel, o bien el esquí en Formigal Remontes+hotel.

En todo el territorio de Oslo encontramos monumentos históricos grandiosos, magníficos parques y museos. Existe un monumento destacado de la arquitectura, el Ayuntamiento. Es un edificio construido con ladrillo rojo y se considera el monumento arquitectónico del siglo XX. Puedes disfrutar de él no solo con su impresionante exterior sino también visitando sus salas. Posee habitaciones adornadas con antiguos frescos y gobelinos y en su patio interior se hallan las hermosas fuentes Dire Vaa.

Más monumentos

Pero aún podemos disfrutar de rincones especiales como la Fortaleza de Akershus, que es un complejo de edificaciones militares que se encuentran junto al mar en el corazón de la ciudad. Se construyó en la Edad Media como un castillo real que hacía las veces de sede para los representantes del rey. Hacia el siglo XVII se modificó con estilo renacentista y se rodeó de una fortaleza con bastiones. En su interior se encuentran varios museos y tiene hermosos jardines donde podrás disfrutar de un relajante paseo al atardecer.

Por otro lado un monumento importante es la Galería Nacional de Oslo que acoge en su interior a la mejor de las colecciones artísticas del país incluyendo la versión más conocida de la obra "El Grito". La Escultura de Kragstotten representa el retrato del constructor de calles Hans Hagerup Krag, quien llevó a cabo la construcción de las calles en Voksenkollen y Holmenkollen. Esta escultura fue creada por Gustav Laerum en el año 1909 y se ubicó en un lugar estratégico, un mirador sobre las colinas de Holmenkollen, donde ofrece unas hermosas vistas del sur y oeste de la ciudad de Oslo.

El Museo de Barcos Vikingos es un lugar especial. Contiene algunos de los barcos vikingos mejor conservados del mundo, además nos ofrece una gran colección de hallazgos de la época. Por otra parte cabe destacar el Parque de Esculturas de Vigeland, que es el más importante de todo el país. Se considera uno de los monumentos más importantes de Oslo y es obra del escultor Gustav Vigeland quien llenó el lugar con sus esculturas hechas de granito, bronce y hierro forjado. Además de las esculturas también se ocupó de la arquitectura y diseño del parque. Tuvo tanto éxito que se ha convertido en uno de los lugares favoritos de todo el mundo.

Uno de los lugares más visitados de la ciudad de Oslo es sin duda la Catedral, que fue consagrada en el año 1697. En su interior se aprecia tallado en madera original, el órgano, el púlpito y un altar, así como las vidrieras que componen sus paredes que son obra de Emanuel Vigeland. Parece ser que en la actualidad no es posible visitarla por reformas, pero vale la pena llegar hasta allí y contemplar la belleza de su exterior.

Compras en Oslo

No cabe duda de que Noruega es un destino perfecto para disfrutar de la naturaleza en estado puro y para poder fotografiar lugares maravillosos que no se pueden ver en otros sitios del planeta. Pero además de eso, hay otras muchas cosas interesantes que podrás hacer en este país. Para los amantes de las compras, una buena opción es ir de compras por Oslo. Si te animas, no te pierdas todo lo que te contamos a continuación sobre este tema.

La capital de Noruega, Oslo, es también la ciudad más poblada del país. Son muchos los atractivos turísticos de los que podrás disfrutar en este lugar. Simplemente pasear por sus calles o degustar algunos platos de su gastronomía típica, ya son excusa suficiente para elegir este lugar como destino perfecto para nuestras próximas vacaciones.

Pero además de todo lo que puedas ver, hacer o visitar como turista, tienes también la opción de ir de compras. Si te encantan las tiendas, Oslo es una buena opción para salir de compras por Noruega. Incluso para aquellos que simplemente quieran comprar algún detalle para sus familiares y amigos, esta ciudad te lo pone fácil.

A la hora de comprar tienes muchas opciones. Da igual que estés buscando algo más sofisticado, como si buscas un simple souvenir. Si quieres llevarte algo de Oslo en forma de regalo, pasea por sus calles y encontrarás cientos de tiendas que pueden interesarte.

Comprar es sencillo

Compara en ciudades como Oslo se convierte en una tarea sencilla. Algo que debes tener muy en cuenta, ya que puede convertirse incluso en adictivo. El motivo es el gran número de tiendas y mercadillos que te encontrarás por todos los rincones de esta capital del país nórdico.

Es importante que tengas en cuenta antes de gastar, qué es lo que realmente necesitas o quieres. No tiene sentido empezar a cargar bolsas sin saber para quién estás comprando. Una buena opción es hacer una pequeña lista de lo que quieres comprar antes de salir a gastar dinero por las calles de Oslo.

Las compras en la capital

Al igual que cualquier otra capital europea, las opciones de compra se multiplican conforme nos adentramos en las zonas más céntricas o más turísticas. Las tiendas de regalos abundan, por lo que no tendrás problemas para comprar recuerdos de Oslo. A la hora de elegir regalos, debes tener en cuenta el el diseño nórdico.

Puedes comprar productos de diseño escandinavo en tiendas famosas como la House of Oslo. Es una de las mejores para comprar este tipo de regalos. Si por el contrario prefieres algo más artesano, lo único que tendrás que hacer es acudir a alguno de los muchos mercadillos que se celebran en la ciudad. Cada domingo por la mañana se pone en marcha por ejemplo un mercado en el barrio de Grunerlokka. En este lugar seguro que encuentras un gran número de productos artesanos. Y es también una buena forma de adentrarte más en su cultura y tradiciones, para conocer mejor a las personas.

Además de estas dos opciones, no faltan tampoco los grandes centros comerciales, donde encontrarás todo lo que necesites. Hay también gran cantidad de pequeños comercios en los que podrás encontrar desde artículos de lujo hasta artículos de ocasión. En esta ciudad encontrarás prácticamente de todo.

Hacer un viaje no tiene por qué ser sinónimo de visitas turísticas, entradas a museos y cosas por el estilo. Hay otras formas de conocer una ciudad y disfrutar de unos días fuera de casa. Y una de esas formas puede ser ir de compras por Oslo. Así que si te animas, ya sabes que aquí podrás comprar todo lo que necesites.

En este vídeo tienes más información turística de la ciudad, por si te interesa.

Statholdergaarden en Oslo

Hay lugares de Noruega que tenemos que conocer sí o sí. Y muchos tienen que ver con la comida. La gastronomía es una parte fundamental de la cultura de un país, por eso también es importante conocer restaurantes, o por lo menos rincones en los que sirven la comida tradicional, a la vez que típica. De esta forma y para eso, vamos a dedicar este post a un restaurante muy especial, que es casi considerado como el mejor restaurante de todo Oslo. De hecho, tiene todos los ingredientes para ser uno de los restaurantes preferidos de la población. ¿Quieres saber de qué va" Pues entonces sigue leyendo.

La gastronomía de un país dice mucho de su cultura. Y es que puedes apreciar eso mismo, la cultura, a través, de todos los sentidos: viendo paisajes que quitan el aliento, experimentando sensaciones, ya sea apreciando obras de arte, edificios, o conociendo a la gente adecuada. El caso es que para ello, no solo hay que conocer Noruega, hay que vivirla. ¿Cómo" Podrías, para empezar, conocer el Statholdergaarden, un restaurante muy suyo, y que es muy conocido en toda la capital noruega. Así que para saber más solo tienes que continuar con tu lectura.

Comida sana y Noruega

¿Cómo valoramos si un restaurante es bueno o malo" En primer lugar, tenemos que disfrutar de alguna de las comidas en este lugar. Puede ser tomar un café con amigos, almorzar con tu pareja, o comer solo o acompañado. Las opciones son diversas. Si después de eso, estás satisfecho en prácticamente todos los aspectos, entonces es que la experiencia ha sido buena. De esta forma, puedes, por ejemplo, pensar si volverías, si te ha gustado el servicio, la decoración, y todo ha estado prácticamente a tu gusto. No tiene por qué ser todo perfecto, pero sí que tiene que cumplir algunos estándares de calidad.

Así, el Statholdergaarden cumple con la mayoría de las expectativas. Podemos intuir, más o menos, por el nombre, que es un lugar con jardín, y eso ya es un punto a favor para cualquier local en el que se sirva comida. Y ciertamente, tiene unas terrazas preciosas, pero esto no es lo único que tiene este lugar para ofrecer. La comida es realmente deliciosa, de ahí que siempre esté concurrido. Nosotros te recomendamos que antes de ir, reserves una mesa para las personas que hay, porque es bastante difícil encontrar sitio, tanto fuera como dentro.

En cuanto a la decoración, el interior es impresionante. El salón es muy grande, amplio, y con una gran iluminación. Pero también es fantástico en cuanto al espacio entre mesa y mesa, ya que puedes mantener una conversación decente sin que te interrumpan comentarios de los comensales de al lado. Las lámparas de araña, manteles largos y gran cubertería hacen de este lugar algo elegante y sobrio, pero sin llegar a ser insulso. Pero tampoco podemos dejar el detalle de la comida, que a continuación explicaremos, y que seguramente te encantará.

Hay platos aptos para vegetarianos, si tenemos esta filosofía de vida o porque simplemente no nos gusta...

Byebyetravels.com ©