Buscar Hoteles
Buscar
Fotografias
Alojamientos
Hesperia Bristol Playa
3 estrellas
H. Globales Costa tropical
3 estrellas
Booking

Hoteles destacados
Crowne Plaza London 4 estrellas
19 New Bridge Street, City of London, Londres, Reino Unido

Se encuentra a las afueras de la ciudad y dispone de sauna fitness y planta ejecutiva. Se trata de un hotel elegante y confortable en el que ofrecen servicio de desayunos todos los días.
Hotel Emperador 4 estrellas
C/ Gran Vía, 53, Barrio de Palacio, Madrid

Un alojamiento con todas las comodidades, piscina, aire acondicionado, minibar... y con una ubicación inigualable en el centro para que puedas pasar unas vacaciones inolvidables, a 20 minutos en coche del aeropuerto y apenas cinco minutos del metro de Callao.
Hotel Alhambra Palace 4 estrellas
Pza. Arquitecto García De Paredes, 1, Centro - Sagrario (Granada)

Espectacular alojamiento el que nos ofrecen el Alhambra Palace. Con una ubicación excelente y unos servicios impecables, disfruta de unos días inolvidables sintiéndote como un gran rey envuelto en una decoración árabe.
Radisson Blu Hotel, Lisbon 4 estrellas
Avenida Marechal Craveiro Lopes 390, Santa Maria dos Olivais, Lisboa

Este moderno alojamiento te relajará en sus habitaciones familiares extra gandres. Así mismo dispone de recepción 24 horas, caja fuerte y servicio de guarda. Y si lo deseas, podrás desayunar en su buffet cada día.
Hotel Cervantes 3 estrellas
19 Rue De Berne, 08. Champs-Elysees, París

Precioso alojamiento para pasar unos días inolvidables junto a tu familia o amigos. Ubicado en los Campos Eliseos para una mejor y mayor movilidad, es un hotel confortable y moderno.

Entramos en el hotel...

De todas las zonas que componen un hotel, decir que el conjunto de elementos que forman el lobby de entrada, su diseño y construcción conforman uno de los aspectos más importantes, ya que de ellos obtendrá el cliente la primera impresión del establecimiento. Por este motivo, dicha zona del hotel se debe cuidar al máximo, tanto en lo que se refiere a su faceta estética como a la funcional y humana, esta última en referencia al contacto entre el cliente y el personal del hotel. Todos estos son factores que deben causar una óptima sensación de bienvenida al nuevo cliente, así como una cálida recepción al que te retorna.

Nos centraremos en este breve escrito en la parte estética y funcional de esta superficie de la que, como ya hemos señalado, aunque su tratamiento ha de estar cuidado hasta el máximo detalle, dicho espacio debe estar acorde y en consonancia con el resto de las dependencias del establecimiento, o mejor dicho, esas dependencias han de ser una continuación equilibrada de las partes que componen la entrada de un hotel.

Como ya indicamos en nuestra anterior colaboración, “A cada ambiente su estilo…”, la decoración y ambientación estética y estilista de las zonas de entrada de un establecimiento hotelero varía mucho en función de una serie de factores, como la categoría del hotel, el tipo de cliente que se hospeda en él y, evidentemente, su ubicación geográfica.

Es por ello que a la hora de diseñar y proyectar estas zonas en concreto tendremos en cuenta aquellos aspectos más funcionales que estéticos, aplicando posteriormente soluciones personalizadas que dependerán de los factores anteriormente citados.

En cuanto a las cuestiones de índole general, pondremos en especial atención en dotar esta zona del hotel de cuantas más medidas de seguridad y comodidad podamos, no solamente ciñéndonos a la normativa vigente, sino sobrepasándola y beneficiando de este modo, tanto al cliente como al personal del hotel, durante su uso y disfrute.

Así pues, proyectaremos las entradas de nueva construcción y trataremos las rehabilitaciones o reformas estudiando la supresión, al máximo nivel posible, de cualquier barrera arquitectónica. Por otra parte proveeremos las puertas automáticas y giratorias de sus correspondientes sistemas de seguridad, colocando puertas auxiliares que actuarán como refuerzo en caso de evacuación, así como de complemento a las automáticas para el paso de maletas.
Éstas deberán tener una iluminación adecuada y estar construidas con materiales acordes con su utilización.

También debemos tener en cuenta las necesidades y condiciones de trabajo del personal del hotel que hace de esta zona su hábitat laboral, abasteciéndola de las instalaciones necesarias que les permitan desarrollar su trabajo diario y proyectándola con visión de futuro, es decir, adecuándola a los posibles y previsibles cambios y avances tecnológicos que vayan surgiendo.

No olvidemos la rapidez con que evoluciona la técnica, que ha influido directamente en el funcionamiento de las recepciones y consejerías de los hoteles, incidiendo y variando sus sistemas de trabajo, y por tanto, sus instalaciones y diseño.
Los nuevos sistemas de comunicación, por ejemplo, han hecho desaparecer las grandes y engorrosas centralitas que se utilizaban hasta hace pocos años y que ahora son sustituidas por consolas pequeñas y minimalistas. Por el contrario, la informática ha invadido la forma de trabajo en la práctica totalidad de las zonas del hotel, obligándonos a diseñar puestos de trabajo adaptados a los aparatos a utilizar (monitores, teclados, impresoras, etc.).
Asimismo, los clásicos llaveros de las consejerías han desaparecido y han sido sustituidos por las tarjetas informatizadas que, en muchos casos, además del acceso a la habitación, proporcionan al cliente la posibilidad de disfrutar de la mayoría de los servicios del hotel sin necesidad de ningún otro medio auxiliar, con la comodidad que ello representa.

Todos estos cambios funcionales y tecnológicos provocan que el diseño de esta zona del hotel necesite de un estudio precio importante, antes de entrar en valoraciones estéticas y de materiales, valoraciones que deberán estar condicionadas a lo anteriormente descrito.

Las tendencias generalizadas en el proyecto y realización del interiorismo que afectan al lobby de un hotel se basan en la obtención del mayor espacio posible, tridimensionalmente hablando, para, además de ubicar todos los elementos funcionales que lo componen garantizando el máximo confort posible, a sus usuarios, proporcionan al cliente la inmediata sensación de calidad y seguridad que espera encontrar en el establecimiento. No es ningún secreto para nadie la importancia de la primera impresión que recibe el cliente al llegar a un establecimiento hotelero. Podríamos asegurar, sin ningún tipo de duda, que esta primera impresión, y en cada caso en su medida, debería ser siempre “impactante”.
Para conseguirlo, así como para obtener una necesaria sensación de grandiosidad, utilizaremos en el diseño y construcción de esta zona las máximas superficies acristaladas que nos comuniquen visualmente con el exterior, en unos casos, y dependiendo del tipo de establecimiento, vestiremos estos espacios con unos materiales “limpios” y duraderos, como aceros y mármoles pulidos complementados con maderas cálidas para el mobiliario. En otras ocasiones, utilizaremos maderas y revestimientos rústicos complementados con elementos de mobiliario en materiales frescos y actuales.

Pero siempre con la finalidad de crear unos ambientes elegantes, agradables y funcionales, donde el cliente se encuentre cómodo y donde pueda ser atendido eficaz y profesionalmente por el personal del hotel, que trabajará, a su vez, motivado también por el diseño del entorno en el que se encuentra.

En esta zona del hotel existen una serie de subzonas que la complementan, tales como expositores de servicio, sectores para atención personalizada, sectores para tour operators, pequeñas tiendas y servicios, escaparates de productos, etc. Elementos que, por su peso e importancia, no se deben obviar a la hora de proyectar, conjuntándolos con el resto del proyecto con el fin de evitar posibles discordancias en el mismo.

Es una práctica habitual la colocación en esta zona de algún elemento ornamental que posea un peso específico importante dentro del conjunto: una gran lámpara, una escultura, un conjunto floral, etc., que refuerce la imagen impactante del lobby.

La iluminación general y una puntual (en zonas de paso y de atención al público), generalmente ambas sin gran protagonismo estético-decorativo, prácticas y funcionales, que se combinarán con otra de tipo más decorativo, gracias a lámparas colgantes y apliques.

En ésta zona del hotel donde no se debe ser demasiado minucioso en la utilización de lámparas de bajo consumo, pues necesitamos una iluminación brillante y puntualmente potente, estudiando el ahorro energético a base de una utilización racional de los encendidos del conjunto en función de horarios, zonas de trabajo, incidencia de la luz exterior, etc.

En resumen, la conjunción, el trabajo y el estudio personalizado y en profundidad de los elementos descritos en este artículo hacen posible la decoración, ambientación y adecuación del lobby en los establecimientos hoteleros, de acuerdo a su categoría, ubicación y utilización.

 
Byebyetravels.com ©